GRANDIA II

Grandia II Game Arts Enix Ubisoft Sega Dreamcast DC Sony PlayStation 2 PS2 PC JRPG Pixel Art Xtreme Retro

El 3 de agosto del año 2.000 pasó a la historia como la fecha en que se puso a la venta, en Japón, el legendario Grandia II.

A la espera de que SEGA moviese ficha con otros títulos de cierto renombre, como Skies of Arcadia o Phantasy Star Online, el juego de Game Arts confirmó lo que ya se intuía: la espera mereció la pena, pues nos estamos refiriendo a una pequeña obra maestra del género.

Grandia II Game Arts Enix Ubisoft Sega Dreamcast DC Sony PlayStation 2 PS2 PC JRPG Xtreme Retro 1

Pese a que Grandia II ocupa un solo GD-Rom, su duración oscila entre las cuarenta y las sesenta horas; a fin de cuentas, de algo tenía que servir encerrar a un equipo de doscientos programadores durante dos años y medio.

Respecto al argumento, nos habla de dos deidades, Granas y Valmar, que se enfrentaron hace diez mil años en una batalla de la que salió victorioso el primero, el dios de la luz.

Grandia II Game Arts Enix Ubisoft Sega Dreamcast DC Sony PlayStation 2 PS2 PC JRPG Xtreme Retro 2

Ahora, sin embargo, una serie de acontecimientos hacen que sus habitantes teman el regreso de Valmar, y es aquí donde da comienzo la aventura.

Este planteamiento se plasma en unos gráficos muy detallados, tanto en el modelado de los protagonistas como de los escenarios en complejas 3D, de una belleza extraordinaria, que se entrelazan con más de veinticinco minutos de secuencias de vídeo.

Grandia II Game Arts Enix Ubisoft Sega Dreamcast DC Sony PlayStation 2 PS2 PC JRPG Xtreme Retro 3

En cuanto al sistema de combate, está engalanado por unas batallas en tiempo real con cierto componente táctico, conformando así un J-RPG impactante, que también apareció en PlayStation 2 y PC con ligeras mejoras.

Al menos nos queda el consuelo de que Ubisoft, que atesoraba los derechos del juego fuera de Japón, no tardó demasiado en traerlo a nuestro país.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.