GRIPSHIFT

El juego de conducción que escapa a cualquier comparación posible en el género.

Aunque uno de los deberes de las compañías es intentar ser lo más original posible a la hora de crear un juego, hay ocasiones en que no estaría mal que se dejaran influir un poco por los demás.

Este podría ser perfectamente el caso de GripShift.

Aunque tiene un planteamiento muy bien pensado para PSP – jugable, con fases cortas pero intensas y una carga rápida -, algo nos dice que no va a conquistar al clásico aficionado a los juegos de conducción.

Gráficamente es bastante sencillo para esta consola y tampoco su desarrollo es muy variado.

Es cierto que esto último le pasa a muchos arcades de coches, pero todos los que tienen ese problema suelen ser al menos tremendamente espectaculares y con una jugabilidad endiablada.

Por desgracia, no podemos decir que este sea el caso de GripShift.

Es entretenido, qué duda cabe, pero no está a la altura de lo que podríamos desear.

EDITOR DE CIRCUITOS

Aunque cuenta con más de cien pruebas, es posible que no tardes mucho tiempo en acabar con ellas.

Por esta razón no estará de más que eches mano del editor de circuitos y te diseñes tus propios recorridos.

Es sencillo de manejar y puedes guardarlos.

EN SÍNTESIS

El juego, aunque técnicamente es correcto, es demasiado elemental y no aprovecha el potencial de PSP.

Tampoco el apartado sonoro es como para tirar cohetes, pero cumple y le pega bastante al estilo de juego.

Y en lo jugable tiene una mecánica sencilla y efectiva.

Engancha, pero es un tanto repetitivo y con una vida tirando a efímera.

PROS Y CONTRAS

Se trata de un título sencillo de jugar, simple en su mecánica, con un planteamiento original y editor de circuitos.

Aunque, tenedlo en cuenta, debe ser uno de los juegos de conducción menos potentes para PSP.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.