GT 64: CHAMPIONSHIP EDITION

Resulta al menos curioso que toda la gente que había visto las primeras imágenes de GT 64 coincidiese en reconocerlo como un juego bastante espectacular y prometedor.

Y no les faltaba razón, pero ésta es una de aquellas veces en que una imagen no vale, ni de lejos, más que mil palabras – por lo menos una imagen estática -.

Al menos, GT 64, sin aportar nada nuevo al género de la conducción, sí proporcionaba los alicientes necesarios como para hacerse un hueco dentro del mismo.

Lo que no se puede ni se debe permitir es que un engine 3D sobre Nintendo 64 se comporte de una manera tan lamentable como lo hace el de GT 64.

Comprendemos la dificultad de representar simultáneamente complejos escenarios al tiempo que se desplazan una decena de vehículos.

Pero consolas como PlayStation, teóricamente inferiores a nivel técnico, lo han logrado sobradamente.

Las consecuencias desembocan en un manejo muy poco preciso sobre el vehículo, control que resulta fiable en tramos del recorrido muy pobres gráficamente y que, como resultado, confluyen en un movimiento algo más suave de lo habitual.

Lo más triste de todo es que aquí termina el reducido apartado de contratiempos, algo que no le impide cargarse un juego que en otra situación podría haber sido más que interesante.

Lo mejor, sin duda, de este GT 64 son sus gráficos.

Cuentan con una solidez reseñable, sobre todo en los circuitos urbanos, en los que se representan enormes construcciones y espectaculares pasos elevados que le dan un toque de clase.

Los circuitos siguen la norma implantada por Ridge Racer, con recorridos variables cuyos tramos se abren y cierran según se van superando las diferentes pruebas.

Cuenta también con modos para dos jugadores, pero si a la falta de fluidez en los movimientos le sumamos la visión mínima de la pantalla partida, entonces nos queda una opción escasamente atractiva.

El único punto a favor de este GT 64 es que el género de la conducción no está muy arraigado en Nintendo 64, por lo que juegos como éste, a pesar de no dar la talla, son la tabla de salvación de los incondicionales del género.

CORRER SIN GANAS

Con GT 64 se te quitarán las ganas de jugar.

Es una lástima que los programadores de Imagineer – ¡qué decepción! – no se hayan preocupado por mejorar un engine 3D que en Nintendo 64 debería ser infinitamente mejor.

Pero con la escasez de títulos en este género para Nintendo 64, este juego se presentaba como nuestra gran esperanza, aunque la decepción ha sido mayúscula.

¿DÓNDE FALLA GT 64?

Sobre todo en las carreras con los demás vehículos, en los que el engine 3D no da abasto.

En los entrenamientos la fluidez de movimientos es algo mayor, aunque también petardea bastante en estos modos de juego.

3 CIRCUITOS X 2 TRAMOS

Aunque son sólo tres los circuitos disponibles – Japón, Europa y USA -, cada uno de ellos cuenta con dos recorridos diferentes.

Habrá que acondicionar el vehículo para cada uno – y para la climatología existente – seleccionando neumáticos, suspensión, motor, cambio de marchas, etcétera.

EN SÍNTESIS

Gráficamente GT 64 es muy bueno, pero si incluimos dentro de este apartado la calidad del engine 3D, entonces nos encontramos con una desastrosa puntuación.

Las cosas, o se hacen, o no se hacen, pero no se dejan a medias.

Las melodías, por su parte, no son nada del otro mundo, pero por lo menos le proporcionan a GT 64 un cierto ritmillo que acompaña a la acción en las carreras.

Un apartado sin demasiadas pretensiones y que se muestra, simplemente, correcto.

Por lo demás, un buen sonido de motor, unos cuantos efectos para las colisiones y… pare usted de contar.

Un poco más de sofisticación en sonido no habría estado nada mal, sobre todo teniendo en cuenta las demás carencias.

Y en lo jugable, la escasa calidad del engine 3D repercute en el desarrollo, pues la sensación de velocidad es casi nula.

Peor se pone la cosa cuando se disputa el modo campeonato, ya que con varios coches en pantalla, GT 64 se torna dramático.

PROS Y CONTRAS

En fin, los gráficos, muy buenos, que no el engine 3D.

Aunque, ¿para esto me compro una Nintendo 64?.

Un Amiga 500 va más rápido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.