GUÍA DE HOUSE OF THE DEAD

PRIMERA FASE – TRAGEDY

Poco antes de llegar a la entrada de la mansión, vereis como un zombi carga alegremente con un científico. En caso de salvar al desafortunado científico, podréis entrar por la puerta de la casa sin más complicaciones. En caso contrario, os veréis obligados a adentraros en las cloacas.

Si vuestro camino pasa por la puerta principal, al poco de entrar os atacarán dos monos que se encuentran en lo alto de una lámpara. Si acabáis con el de la derecha, vuestro camino seguirá todo recto, y si decidís acabar con el otro, os aguardan las escaleras.

En caso de haber pasado por la puerta, deberéis acabar con un par de monos más y acto seguido os atacará un zombi, que en caso de no matarlo os empujará y os obligará a seguir por las alcantarillas.

En cambio, si habéis encaminado vuestros pasos hacia la sala de pinturas, los zombis pueden de igual modo empujaros hacia la plata baja.

Una vez superados estos obstáculos, os espera el enemigo final de la fase, del que hablaré más adelante.

LA ESTRATEGIA A SEGUIR

Tratad de entrar a toda costa de forma directa en la casa, y en el interior de esta dirigid vuestros pasos hacia la ruta de la izquierda. Lo aconsejable es dejar que el zombi os empuje a la planta baja, pues a costa de esa vida, os habréis librado de una gran parte del recorrido infectado de un número considerable de enemigos.

SEGUNDA FASE – REVENGE

En cuanto pongáis vuestros pies en la habitación, diversos zombis os atacarán. Si os fijáis bien, veréis un barril, y tras el una trampilla. Si se os ocurre disparar al suelo, ese conducto será vuestro próximo destino. La otra opción es salir por la puerta. Varias pantallas más adelante, llegaréis a un laboratorio donde el suelo se termina. No os costará ver un interruptor con una flecha indicada, que al dispararle hará aparecer un puente que os lleva al otro lado. Si no habéis acertado, el protagonista saltará y subirá una vez más por las escaleras de la derecha.

En la planta superior notaréis que os quedáis parados al lado de una estantería.
Si le disparáis salvaréis la vida de un rehén. Disparar a la segunda librería no es una opción pues tan solo os aguardan más enemigos. Por último, disparad como posesos a todo cuanto os parezca sea posible destruir para obtener suculentos premios que os aguardan escondidos.

ZOMBIS DE POCA MONTA

Que no os impresione su terrorífico aspecto. Basta con dispararles a la cabeza, y en caso de que os lancen algo centrarse primero sobre ese objetivo, y los zombis de este nivel no os causarán mayores problemas.

TERCERA FASE – TRUTH

Trata de que no te hieran hasta llegar a unos ascensores, y allí dispara a los interruptores para elegir entre subir y bajar. Si decidís subir, encontraréis a un científico acosado de la peor forma posible por un poco amigable zombi, de modo que si salváis al pobre hombre de una muerte segura vuestro camino pasará por la puerta derecha.

Tras unos cuantos disparos más os toparéis con unas puertas de acero, donde tenéis dos opciones. O bien disparar a la primera de ellas, lo que os permite encaminar vuestros pasos hacia le puente, o bien esperar a cruzar la segunda puerta, lo que os lleva por debajo del puente antes mencionado.

Para facilitaros un poco las cosas, podéis conseguir una preciada vida si disparáis sobre las cajas situadas a la derecha en la primera habitación a la que tenéis acceso en esta fase.

SALVA A LOS PRISIONEROS

A lo largo de todo el nivel os toparéis con gran cantidad de científicos que han caído prisioneros de los engendros que pueblan la mansión, que en caso de ser salvados pueden aportaros jugosos beneficios. Para ello, eliminad a los zombis en el menor tiempo posible y, en caso necesario, disparad sobre las verjas que liberen a los prisioneros y permitan su huida.

CUARTA FASE – THE HOUSE OF THE DEAD

En esta ocasión, no tenéis ningún camino alternativo donde elegir. Para superar esta fase os tendréis que volver a enfrentar con los tres enemigos finales, Hermit, Hangedman y Chariot. Sin embargo, en esta fase contamos con una ventaja inicial para derrotarlos, pues se permite dispararles incluso antes de que aparezca su barra de vida inicial.

Si habéis sido lo suficientemente habilidosos para liberar a todos los rehenes, se os premiará con una estancia repleta de todo tipo de objetos de lo más útiles. Sin embargo, esta gran hazaña resulta prácticamente imposible, más aun si jugáis en solitario, pues con frecuencia aparecen dos rehenes a los que salvar de forma simultánea.

DIFERENTES FINALES

En función de lo bien que juguéis, se os premiará con uno de los tres finales disponibles. En el primero de ellos, el protagonista abandona la casa desconocedor del destino de Sophie. Para encontrar el cuerpo sin vida de la chica, tenéis que acabar el juego sin continuar. Y finalmente, si pretendéis rescatar con vida a vuestra compañera, el precio a pagar serán la nada despreciable cifra de 62.000 puntos.

MODO SATURN

Este es un modo exclusivo reservado para la 32 bits de SEGA, que añade jugosos extras respecto a la aventura principal. Podréis contar con un total de seis personajes, más dos extras, donde elegir, cada uno de ellos con sus propios atributos bien diferenciados, como la vida, cadencia de fuego, velocidad, y un largo etcétera.

Los enemigos serán mucho más duros de abatir, pues los zombis atacan incluso cuando han perdido su cabeza.

Hay diversos cambios dignos de mención. De este modo, veréis nuevos diálogos, indumentarias para los personajes, nuevas localizaciones para los enemigos, y algunas sorpresas más que os aguardan.

Un pequeño consejo es que repitáis siempre la misma ruta de modo que conozcáis cada uno de sus secretos, lo que os permitirá ser más eficientes durante vuestras partidas.

Por último, en esta modalidad existe un final por cada personaje, y si lográis terminar el juego en modo difícil, podréis jugar con uno de los científicos que son asediados en la mansión e incluso con Sophie, algo digno de ver.

BOSS MODE

Para eliminar al primer jefe final, Chariot, deberemos disparar a la herida verde que resalta sobre su cabeza, y una vez haya perdido su preciada armadura, se convertirá en un blanco fácil que no planteará mayores dificultades.

La estrategia con Hangedman es atacarle cuando está completamente rodeado de murciélagos. En el resto de ocasiones procurad dispararle siempre al torso, antes de que se avalance sobre vosotros.

Hermit, contra todo pronóstico, resulta aun más fácil de abatir. Será suficiente con dispararle a la cabeza.

Magician en cambio es un verdadero suplicio. Tan sólo podréis atacarle cuando use su potente ataque de rayos, a lo que hay que sumarle la dificultad añadida de que tiende a multiplicarse.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.