GYRUSS

Gyruss es un raro ejemplo de shoot’em up concéntrico, un género en que tu nave se mueve por la pantalla disparando a los enemigos situados en el centro.

El Tempest de Atari es el ejemplo clásico del género, pero Gyruss ofrece un contrapunto interesante.

Mientras que la estética de Tempest es arisca y espeluznante, la de Gyruss es elegante: los alienígenas con diversas formas aparecen volando por los lados de la pantalla en formaciones ordenadas, como nadadores mutantes sincronizados.

El fondo no está cortado con cuadrículas, y las trayectorias de vuelo son fascinantes – e incluso relajantes -, al menos hasta que el enemigo empieza a contraatacar seriamente.

La versión en 8 bits de la Tocata y fuga en re menor de Bach – en un innovador sonido estéreo – era claramente superior a las manidas bandas sonoras que retumbaban en las demás máquinas recreativas de principios de los años ochenta.

Lo diseñó Yoshiki Okamoto mientras trabajaba en Konami, el mismo que antes había creado Time Pilot y que más tarde elaboró Street Fighter II en Capcom, y al jugar puede que te sientas un poco mareado.

El fondo estrellado tradicional se reconfiguró en una perspectiva tridimensional, de modo que las estrellas desaparecen por los lados cuando la nave se abre paso por el universo a una velocidad impresionante.

El único objetivo de Gyruss es regresar a la Tierra desde un extremo del sistema solar, abatiendo olas de atacantes y otros objetos variados que se interponen en tu camino mientras vuelas entre los planetas.

Huelga decir que Gyruss se ha adaptado a muchas consolas modernas, como lo hicieron las Konami Collector’s Series: Arcade Advanced.

Claro que también recibió el ignominioso homenaje de ser incluido como un minijuego en Grand Theft Auto: San Andreas, donde fue renombrado como They Crawled from Uranus!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.