HAMTARO: HAM-HAMS UNITE!

Probablemente a muchos lectores les resultará indiferente el nombre de Hamtaro.
Sin embargo, este hamster ostenta el honor de ser uno de los personajes más licenciados de su Japón natal, en tanto su programa televisivo fue el más visto en Tokyo hace aproximadamente una década.
Y como no podía ser de otro modo, también tuvo representación en el viejo continente europeo.
Llegados a este punto, no resulta de extrañar que tan carismático protagonista irrumpiera en la añeja portátil Game Boy Color.

Aquellos que quieran profundizar un poco más sobre la historia de este peculiar héroe, han de saber que su autor responde al nombre de Ritsuko Kawai, y fue tal su éxito que llegó a convertirse en todo un fenómeno de masas entre la cultura infantil japonesa, batiendo records otrora impensables, pese a que fue concebido en sus orígenes como inocentes libros de ilustraciones, allá por el lejano 1.997.

Afortunadamente, Nintendo no dudó en hacerse eco de sus indiscutibles encantos, y puso a entera disposición de sus usuarios una memorable aventura que gustará por igual, pese a su acentuado look infantil, a jugadores de todas las edades.

Y así, la misión de Hamtaro consiste a grandes rasgos en localizar a sus doce compañeros, desaparecidos en extrañas circunstancias, para lo que se verá obligado a aprender un total de 85 palabras en el lenguaje de los Ham-Ham, lo que a su vez le permitirá comunicarse con el resto de hamsters.

Pero este desarrollo aparentemente tan sencillo encierra más posibilidades de las que cabría esperar a simple vista, pues cada vocablo representará una acción determinada, ya sea oler, golpear, saludar, mirar, y un largo etcétera, facilitando la obtención de pistas y afianzando el progreso.
Bajo esta atractiva mecánica, que abarcará unas doce horas de vuestro tiempo, se oculta un enternecedor y “cute” apartado gráfico de tonos pastel y excelentes animaciones para sus singulares protagonistas, que conforma un auténtico cuento jugable en la portátil de Nintendo.

Todo ello engalanado por unos efectos de sonido brillantes y realmente simpáticos que acompañan a cada palabra aprendida; aunque es justo reconocer que las melodías resultan un tanto estridentes.
Al fin y al cabo, estamos hablando de Game Boy Color.
No obstante, si pasáis por alto la barrera que supone su aspecto infantil, os encontraréis con uno de los juegos más divertidos y encantadores en el extinto catálogo de dicha consola.

En definitiva, una maravilla que bien podría haberse convertido en otro fenómeno de masas equiparable a Pokémon, con una duración más que aceptable, y que ahora podréis disfrutar sin mayor demora desde el siguiente enlace.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.