HÉROES DE OTRO TIEMPO

tumblr_m043m1ykqs1qizbpto1_1280

– “Mira qué monumento más interesante” – me dijo mi buen amigo Mario Valero.

La noche iba tejiendo su oscuro manto, y nosotros nos encontrábamos en una conocida ciudad alemana, de camino a un concierto.

– “No veo nada” – respondí -. “Tan sólo una plaza vacía”.

– “El monumento está bajo tus pies” – insistió Mario.

Miré el suelo fijamente: el pavimento estaba conformado por incontables losas iguales, sin ninguna decoración especial.

No quise decepcionar a mi amigo, pero tampoco fui capaz de ver más allá en aquella plaza.

Entonces, mi compañero improvisó una breve explicación:

– “Se llama el Monumento Invisible.

Debajo de cada una de estas piedras está grabado el nombre de un lugar en el que mataron a judíos.

Artistas anónimos crearon esta plaza durante la Segunda Guerra Mundial, e iban aumentando las losas a medida que se denunciaban nuevos lugares de exterminio”.

Aunque nadie la visitara, allí quedaría el testimonio, y el futuro iría descubriendo la verdad sobre el pasado.

Recordaba aquel insignificante episodio de mi vida con motivo del reciente cumpleaños del ilustrísimo Adol3, coincidiendo con el primer aniversario del blog gestado por ElXuxo.

Conste que dicha alusión no resulta en absoluto casual, pues al igual que aquellos artistas anónimos, estos autores no han buscado la fama, ni pretendido la gloria mundana; pero sí han cumplido con una labor encomiable, dignificando el medio y dándonos una lección magistral, no sólo en el ámbito de los videojuegos, sino de la vida misma.

Unas personas capaces de creer en sus propias utopías, conformadas a partir de incontables juegos retro que pocos recuerdan en la actualidad, y luchar por ellas.

Unos héroes anónimos de otro tiempo, cuyo legado sobrevive dejando las marcas más duraderas.

Unos virtuosos del píxel, que comparten con nosotros toda su pasión y conocimiento.

Va por vosotros camaradas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.