¿HÉROES O VILLANOS?

tumblr_lrqgijtpRh1qmzjovo1_500

La distancia con su perseguidor se acortaba por momentos.

Con los pulmones a punto de estallar debido al esfuerzo, el padre hizo un último ademán de interponerse entre ellos y la madre que huía junto a su hijo.

Cien, cincuenta metros.

La carrera era inútil, y sabía que no había ninguna posibilidad de escapar.

Casi podía oir los gritos de triunfo de su rastreador, animándose a sí mismo en la bárbara cacería.

Veinticinco metros.

Los gemidos de angustia de su hijo llegaban hasta el padre en medio del fragor de aquella huída carente de esperanza.

Maldito fuera todo, le dijo su instinto mientras aún hacía un último esfuerzo por imponerse entre ellos y quien venía detrás.

Allí no había nada que hacer, y además estaba terriblemente cansado.

Giró sobre sí mismo lento, exhausto, dispuesto a vender cara su piel, y entonces sonó un trueno y sintió el primer disparo.

Se debatió furioso, ciego de dolor y cólera, buscando un enemigo sobre el que vengarse; pero sólo escuchó nuevos truenos y nuevos golpes de frío acero en su cuerpo, y lo cegó un mar de sangre al teñirlo todo de rojo.

Todavía, en su infinita desesperación, escuchó más truenos que no iban dirigidos contra él, y aún antes de sumirse en la nada oyó gritar a la madre.

Espero – dijo su instinto – que al menos el pequeño haya tenido mejor fortuna“.

Después murió, y quedó tendido sobre un inmenso charco de sangre, mientras un poco más lejos la joven cría, de apenas unos pocos meses, giraba alrededor de la madre agonizante, empujándola con el morro, y preguntándose por qué no le ayudaba a escapar de aquel hombre que se acercaba portando la muerte a su paso.

Fin de la ficción.

Melodramática, tal vez; pero así sucede en numerosos videojuegos.

No digamos ya, tristemente, en la vida real.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.