HÉROES SOLIDARIOS

MA Barracus Equipo A 16 bits Xtreme Retro

Tengo delante, en la pantalla, una serie de noticias seleccionadas.

No era mi intención ponerlas juntas, pero el azar reparte sus propias cartas; y hoy, ordenando archivos, han aparecido una tras otra, combinándose solas, y dándome, como quien no quiere la cosa, la página prácticamente hecha.

La primera se refiere a un clásico de nuestro tiempo: los abusivos precios que proliferan en eBay.

Lo de clásico no lo atribuyo a la necesidad de comprar o vender algo, sino al afán de lucro tan desmedido que parece impregnarlo todo a su paso.

Supongo que algunos de ustedes ya se habrán enfrentado, como cualquier aficionado al coleccionismo, a unos precios prohibitivos que, en el mejor de los casos, claman venganza.

El honor de cometer semejante atraco le corresponde al ámbito de los videojuegos, aunque, siendo ecuánimes, podríamos aventurar que eso mismo sucede en la práctica totalidad de mercados, pues el comportamiento de los ofertantes será idéntico.

Golfos de todo tipo y pelaje, en definitiva, que se ciñen a lo socialmente correcto para aprovecharse de las necesidades de unos pocos.

Un calificativo que podríamos repartir entre quienes corresponda, que son otros cuantos.

Y el resto, permanecemos indefensos, ante la disyuntiva de pasar por caja o renunciar al título deseado.

1377249_10202780491946453_865956850_n

10151217_10202780485386289_292570181_n

1549493_10202902866005728_7173007284496041364_n

1970648_10202836163938218_952669944_n

1939776_10202677507691911_22354429_n

El segundo recorte, sin embargo, toca otra tecla.

Es algo así como cuando estás a punto de echar la bilis por la boca – eBay, sin ir más lejos, resulta un vomitivo eficacísimo -, y de pronto algo templa tu estómago y tu corazón, reconciliándote con el género humano.

Aficionados hechos de otra pasta bien distinta, que felizmente también abundan por internet.

Gente como Rubén Vaquer, Álvaro Nevado, ElXuXo, Juan Prados, Marina Navarro, o el consagrado equipo de Juegaterapia.

En realidad, el cometido de éstos últimos es muy simple, pues con las consolas y juegos cedidos por usuarios anónimos, ponen todo su empeño y dedicación al servicio de unas criaturas a quienes la vida no ha repartido cartas ganadoras; pero que, gracias a estas máquinas con las que otros pretenden hacer su agosto, recuperan la sonrisa y progresivamente la salud.

10006241_10152158251109064_1014134945036483502_n

1001289_10152071043184064_711852326_n

1545182_10152020393859064_288911959_n

579313_10151901092464064_1545655763_n

1796457_10152097062094064_1892077062_n

1982232_10152123998814064_1497178146_n

5497_10152110352069064_993064541_n

Personas valientes como el cabo Andrés Simarro, virtud – virtus en el sentido romano y latino de la palabra – que, por alguna singular razón, en esta sociedad usurera que nos fabrican los apóstoles de de la rentabilidad sujeta a cualquier tipo de conducta, se lleva poco.

Cabo Andrés Simarro 1

Cabo Andrés Simarro 2

Podría parecer, en efecto, que éste colectivo carece del menor sentido de la economía, ni comprenden en su justa medida el valor intrínseco de los videojuegos.

Pero nada más lejos de la realidad, pues saben que la mejor inversión mundana reside en las personas.

A fin de cuentas, sólo alguien que le profese una pasión desmesurada a esta peculiar industria, que tantas alegrías nos ha brindado, puede ser tan generoso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.