HYBRID HEAVEN

Simplificando en exceso, podríamos referirnos a Hybrid Heaven como un soberbio thriller de Konami desarrollado para Nintendo 64.
.

En tan loable cartucho de 96 megas, que vio la luz allá por el distante año 1.999, el usuario se adentra en una irresistible trama de suspense de corte cinematográfico, aderezada a su vez con multitud de puzzles, un elaborado entorno tridimensional – tal como nos tenía acostumbrados por aquel entonces la mítica consola de 64 bits -, y un elevado componente RPG.

No en vano, Hybrid Heaven bien podría ser considerado como la versión de Metal Gear Solid para la plataforma de Nintendo.

Sin embargo, bastan unos escasos minutos de juego para salir de dudas, pues el título que nos ocupa está mucho más próximo a cualquier Final Fantasy al uso que a otros tantos programas de acción.

Basta con decir que los distintos enfrentamientos que aquí tienen lugar cobran un gran protagonismo, pues llegado el caso se activa de forma automática un sistema de combate gestionado por complejos menús que recuerda, en efecto, que el usuario se encuentra frente a un RPG de corte tradicional.

Y como en todo juego de rol que se precie, la trama que sirve para dar paso a tamaña aventura se inicia con una espectacular escena cinematográfica – muy en la línea de las concurridas aventuras de espionaje con las que la gran K nos deleita con relativa frecuencia, dicho sea de paso -, de al menos seis minutos de duración en los que se darán a conocer el argumento y las motivaciones que impulsan a los personajes.

Y siguiendo las pautas de tantos otros grandes representantes del género, estas mismas escenas cinemáticas generadas por el propio motor del programa harán acto de presencia en repetidas ocasiones, concretamente cada vez que tenga lugar algún suceso clave para el desarrollo de la historia.

INQUIETANTE, ANGUSTIOSO Y ESCABROSO

Uno de los mayores atractivos de Hybrid Heaven es preciso buscarlo en la madurez de su guión y el ambiente del juego, tenso, opresivo y sórdido.

La aventura transcurre en algún sistema de alcantarillado, probablemente en la parte más nauseabunda y recóndita cercana al metro.

El usuario adoptará el rol de John Slader, soldado de profesión – siguiendo con los paralelismos del laureado Metal Gear Solid -, y líder de un equipo formado por un total de siete militares reclutados con la finalidad de salvar al mismísimo presidente de los Estados Unidos e incluso a la Tierra de una peligrosa invasión alienigena.

De modo que será preciso recorrer majestuosos escenarios en plenas 3D renderizados, construidos a base de grandes entornos poligonales.

Huelga decir que la acción transcurre en tiempo real con una acertada vista en tercera persona, y el protagonista tendrá total libertad para moverse a placer por los enrevesados decorados.

Algunas de las habilidades a disposición del usuario consisten en arrastrarse por el suelo tal como acostumbra cierto famoso espía tratando de esquivar las malintencionadas cámaras de vigilancia – reptando como si de una serpiente se tratase… -, escalar, examinar todo tipo de objetos, consultar terminales de ordenador, activar switches y un largo etcétera.

A grandes rasgos, el esquema jugable consiste en avanzar hasta que algún enemigo puntual haga su aparición en el campo visual.

Y en ese preciso momento el desarrollo variará notablemente, pasando a un depurado sistema de combate por turnos en el que será posible elegir diferentes técnicas de ataque o bien sendos movimientos evasivos.

Para garantizar su longevidad, Konami dotó al cartucho de once extensas áreas por explorar, divididas a su vez en otros tantos escenarios en los que será un requisito indispensable completar ciertos objetivos, ya sea localizar el paradero de claves, ítems de lo más variopinto o acceder al terminal adecuado, por citar tan sólo algunos ejemplos posibles.

En su arduo camino el héroe se topará con la peor fauna imaginable, como bestias, humanoides, robots e incluso científicos y técnicos, amén de otros agentes pertenecientes a su propio equipo, con los que tocará dialogar en un perfecto inglés a fin de profundizar en la intrincada trama.

Basta con que os fijéis en cualquiera de las capturas que acompañan a este texto para daros cuenta de la presión casi palpable que caracteriza a tan recomendable aventura.


.
EL DESARROLLO

Como decíamos, Hybrid Heaven nos propone asumir el rol de John Slader, líder de un reducido equipo compuesto por siete soldados cuya misión es salvar la Tierra.

Y el desarrollo de tamaña hazaña mezcla con cierta maestría el diálogo entre los miembros del equipo y la búsqueda permanente de ítems con los que acceder a nuevas zonas.

A modo de curiosidad, cabe destacar que pese a haberse concebido como un RPG de corte tradicional, conforme Konami progresaba en su elaboración optó por la inclusión de una gran cantidad de elementos más propios de un arcade de acción.

Pues a duras penas es preciso limitarse a observar la evidente variedad de movimientos que puede realizar el protagonista para darse cuenta de ello.


LOS ENEMIGOS

En su mayoría son alienigenas que se han propuesto invadir la Tierra.

Pese a que su diseño recuerda poderosamente al de centenares de monstruos aparecidos en sendos largometrajes ambientados en el espacio, forman parte de la idea de “imágenes nunca vistas” con las que Yasou Daikai, el director del proyecto para más señas, concibió esta enmarañada historia.


UN MARCADO COMPONENTE RPG PARA LOS COMBATES

La transición entre los niveles de exploración y los combates se sucede con relativa rapidez, pues mientras el usuario deambula por el escenario sin previo aviso la pantalla cambia a modo RPG.

Esto sucede cada vez que un enemigo entra en el campo de visión.

Para hacer frente a su repentina agresión el usuario podrá elegir entre servirse de contundentes puñetazos, patadas, movimientos especiales, bloqueos y finalmente acceder al correspondiente menú.

Y cuando sea el turno de los enemigos, el jugador también podrá seleccionar ciertos movimientos evasivos.

Cada decisión viene acompañada por una correcta animación que muestra a su vez el resultado de las distintas acciones.

Por descontado, la experiencia acumulada durante el progreso de la aventura será recompensada con nuevos comandos de lucha, permitiendo que algunas partes del cuerpo se desarrollen más que otras debido a su excesivo uso, de modo que es posible potenciar la pierna derecha más que la izquierda, o viceversa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.