IMPOSSIBLE MISSION II

Impossible Mission II no fue programado por el creador original del juego, Dennis Caswell, sino por la cooperativa de programadores húngaros Novotrade – que más tarde crearía los títulos de Ecco the Dolphin -, y tampoco se ajusta demasiado a la fórmula que aseguró el éxito de su predecesor.

De nuevo, el malvado genio Evil Atombender quiere destruir el mundo, y una vez más, el atlético Agente 4125 debe encargarse de evitarlo; una tarea que supone buscar ciertos objetos en cada habitación de su guarida, mientras se esquiva al asistente robótico doméstico.

Sin embargo, en esta ocasión la base es mucho mayor, y está organizada en un conjunto de ocho torres: el jugador debe colocar los fragmentos de un código numérico en cada edificio, antes de poder acceder al siguiente.

A la vez, se debe obtener y reconstruir una secuencia musical para abrir el último centro de control.

Además, en las habitaciones hay varios robots junto a los guardias de seguridad conocidos; entre ellos, un robot con pinzas que intentará lanzar al agente de las plataformas, y otros robots que controlan los ascensores de las salas y obstaculizan el avance del jugador.

Pero todas estas amenazas se compensan con algunas bombas, que también pueden abrir boquetes en el suelo.

Tienes un límite de tiempo, de modo que para garantizar el éxito de la misión hay que averiguar rápidamente la ruta correcta para cada sala, y encontrar todos los objetos posibles.

En cualquier caso, aunque ofrece un reto más que significativo – y más variado gráficamente -, Impossible Mission II no impacta tanto como su aclamado predecesor.

La síntesis del memorable discurso ha desaparecido casi por completo, pero al menos, aquel famoso grito original hace una reaparición estelar en el final obtuso y bastante abrupto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.