IMPRESIONES DEL SALÓN DEL MANGA

Old School Generation también contó con alguna representación en el reciente Salón del Manga, en Hospitalet de Llobregat.
Nuestro enviado especial, ese híbrido entre Espinete y Pikachu que es posible ver en algunas imágenes, tenía la difícil tarea de hacerle alguna foto al célebre ilustrador Luis Royo, quien hizo acto de presencia en tan señalada fecha, así como conseguir una entrevista suya a ser posible.
Y como era de esperar, no solo no cumplió su cometido, sino que además las excusas que ha aportado pasan por ser las más originales e inverosímiles que hemos podido escuchar en años, demostrando, una vez más, que su vagancia tan sólo es superada por su prodigiosa imaginación.
En lo que respecta al salón en sí mismo, pocas cosas que añadir a lo ya conocido por todos.
Tuvimos la clara impresión de que el nivel general era bastante más bajo que otros años, una impresión generalizada y que podía aplicarse a todos los ámbitos, pues salvo honrosas excepciones, ni el nivel de disfraces, ni de actuaciones, ni la representación de los videojuegos resultó ser una de las mejores que recordamos.
Por fortuna, la gente sigue siendo igual de encantadora, y es que el Salón del Manga sigue siendo un sitio ideal para conocer personas de lo más variado, y hacer un gran número de amigos entre los asistentes.
Aquí tenéis un pequeño reportaje fotográfico.
.
Esta simpática moza que posa junto al primo hormonado del “Gigante Verde“, se llevó una poesía y una flor, rociada con cloroformo, por cortesía del hombretón de la izquierda. El luchador enmascarado no consiguió ligar, aunque dio buena cuenta de todas las bandejas de canapés y sandwiches que se cruzaban en su camino.
.

Como veis, las medidas de seguridad, eran bastante estrictas. Aquí un par de vigilantes detuvieron a nuestro enviado, el más feo de los tres, por tener la certeza de que estaba haciendo contrabando, y ganándose un sobresueldo con la venta de cupones fraudulentos. Afortunadamente, no descubrieron que donde sí ocultaba todo tipo de elementos de dudosa procedencia era en los calcetines, pues bastó con que se desabrochara la camiseta para que los pobres guardias cambiaran su saludable tez por otro rostro menos favorable que es el que podéis ver en la imagen. La bilis y las arcadas hicieron el resto. Por cierto, los calcetines finalmente fueron enviados a la NASA para proceder con un detallado estudio. Estamos a la espera de resultados.

.
Aquí tenéis la instantánea de un héroe que tiene toda la pinta de ser Superman. Su capa es inconfundible. Y es que desde que recibió la alegre noticia de que posee una neurona, este personaje está así de feliz y espectante confiado en verla aparecer algún día. Sin embargo, que no os engañe su feroz aspecto, pues tras esta implacable apariencia, se esconde un ser humano que trata de ganarse unas monedas animando a los niños durante la feria, para continuar luego ejerciendo en alguna amigable despedida de soltero. Y es que, este cruce entre un ratón y el chupacabras, es una buena muestra de lo que podría llegar a ser un ser humano si no se le alimenta ni se le riega como es debido. Pero no os preocupéis por él, pues como él mismo reconoce, acaba de mejorar su dieta alimenticia a base de chupa chups.

.
Instantánea de alguna de las figuras más espectaculares de la feria, de las que ignoramos su precio aunque no es descabellado afirmar que costaban un “pastizal“. Nuestro enviado trató en vano de informarse al respecto, pero lo confundieron con un mapache en celo y le vetaron el acceso a la tienda. Otra vez será.


Y aquí tenéis otra buena muestra de las estatuillas que campaban a lo largo y ancho de toda la feria. Este Skull Kid con la máscara de Majora cuenta con un acabado impecable. Y aunque nuestro enviado especial intentó, una vez más, que le rebajasen el precio presentando todo tipo de carnets por familia numerosa, invalidez mental, y aportando todo tipo de excusas que parecían sacadas de las más imaginativas películas de ciencia ficción, no consiguió convencer al dependiente.


Este que veis aquí no es otro que “Franysonic“, de Sonic Reikai, una de las más agradables sorpresas que me llevé durante todo el evento. Una persona encantadora y que cuenta con una simpatía innata y un sentido del humor intrínseco, muy propio suyo, y con el que resulta muy sencillo simpatizar. Si algún día lo veis, y sois fans del erizo azul, no dudéis en preguntarle, pues sus conocimientos sobre el tema son dignos de mención. En definitiva, una persona encantadora a todas luces.


De esta guisa se despidió nuestro corresponsal de la feria del manga, que lo recibió con los brazos abiertos, y le invitó amablemente a que no volviera por allí. El evento, además de permitirle adjudicarse algún comic y una bonita figura, le sirvió para reunirse con la más variada fauna. Aparte del hecho de que su familia y amigos aprovechó su regreso a casa para ausentarse, durante los próximos diez años, así de triste posaba el individuo cuando pudo comprobar con cierta angustia que no estaban disponibles sus mangas favoritos, unas lecturas de obligada adquisición dada su gran agudeza intelectual, “El club de la mula Francis” y “Teo va a la escuela“. Otro año será!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.