INTERNATIONAL TRACK & FIELD 2

Asegúrate de cerrar la puerta antes de comenzar una partida de lanzamiento de jabalina.

Si alguien entra mientras estás sentado, concentrándote en el ritmo, con la mano a toda velocidad entre los muslos, y con una mueca de crispación en la cara, podría crearse un malentendido embarazoso.

Éste es uno de los peligros de la técnica de apretar, o rozar, dos botones sucesivamente a gran velocidad.

Es un método de controlar el juego que puede resultar extraño, grotesco y a menudo doloroso, pero la tentación de poner a prueba los límites de la resistencia atlética sin levantarte del sofá es prácticamente irresistible.

Esta técnica le resultará familiar a cualquiera que haya probado un juego de atletismo alguna vez, y aunque puede parecer anacrónica, por no decir mortificadora, al menos hace que International Track & Field 2 sea un juego fácil de entender.

Los cien metros lisos, por ejemplo, son una prueba de pura potencia; es decir, nada de técnica, sólo fuerza.

Una vez controles la manera de apretar los botones, podrás restarle más de dos segundos al mejor tiempo que Carl Lewis haya podido lograr jamás.

Las modalidades más interesantes, no obstante, son aquellas que combinan la velocidad con la coordinación.

Tanto el salto de longitud como el de altura y el lanzamiento de martillo son modalidades que dependen de tu habilidad para las, en principio, sencillas combinaciones de botones.

Pero si dejamos atrás las arenas olímpicas, las cosas empiezan a complicarse.

Un par de nuevas modalidades y aquellas que han sido trasladadas directamente desde el Track & Field original resultan las más divertidas.

El levantamiento de peso es una ruda prueba de fuerza, mientras que dominar el salto a caballo, con su compleja técnica, es algo tan sólo accesible para aquellos que sean capaces de las más sutiles proezas en gimnasia dactilar.

La canoa no necesita nada más que un poco de control del ritmo y la distancia, pero cuidado con las pruebas ciclistas, ya que sus duros exámenes de resistencia pueden acelerar la aparición de la artritis.

No hay duda de que el juego tiene una pinta excelente, pero una de sus peores desventajas es que en ningún momento debes mirar lo que el atleta hace en la pantalla para ganar la competición.

Tan sólo debes concentrarte en las barras de potencia y de control en la parte inferior de la pantalla, de manera que apenas percibes por el rabillo del ojo las graciosas piruetas del personaje o debes esperar a la repetición de la jugada.

Con tan sólo un modo Arcade y uno Desafío – la misma modalidad una y otra vez -, el juego está pidiendo a gritos el pentatlón de Konami, y la poca variedad de modalidades refleja las limitaciones innatas del International Track & Field 2.

Con unos cuantos amigos, este título puede provocar las situaciones más divertidas que un videojuego pueda proporcionarle al hombre, y la técnica de control del mando lo convierte en algo prácticamente único; pero si lo juegas a solas, se convierte en algo abusivo.

Hay un límite para el tiempo que un ser humano puede mover con rapidez la mano y los dedos, y como saben todos los chicos que van a la escuela, si lo sobrepasas puedes quedarte ciego.

POSIBLES ALTERNATIVAS

OLYMPIC GAMES (U.S. Gold)

Simulador de varias pruebas deportivas con muchas desventajas que enfatiza la posición de líder de Track & Field.

ISS PRO EVOLUTION (Konami)

Lo que se logra cuando se le añade estrategia e intuición a la fórmula de Konami para los juegos de deportes.

PROS Y CONTRAS

Es, con mucho, uno de los mejores simuladores de atletismo de cualquier formato, atesora una presentación increíble, y resulta divertido, agotador y muy competitivo.

Pero tan sólo tiene quince modalidades, y algunas de ellas muy parecidas entre sí; por no hablar de una vida útil extremadamente corta y riesgo de lesiones con el mando…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.