J. LEAGUE GO GO GOAL!

J League Go Go Goal Sega Saturn Tecmo Xtreme Retro Pixel Art

Mientras los usuarios españoles de Saturn debían conformarse con apenas siete simuladores de fútbol, los aficionados al deporte rey poseedores de una PlayStation habían disfrutado con aproximadamente el doble de juegos.

Estas cifras ponían de manifiesto una diferencia más que significativa a favor de la consola de Sony.

J League Go Go Goal Sega Saturn Tecmo Xtreme Retro 4

Sin embargo, el mercado nipón ofreció un rayo de esperanza gracias a dos títulos de características muy diferentes.

Por un lado, Victory Goal ’97, la tercera parte de la saga de SEGA; y por otro, Go Go Goal!, un programa que recoge el espíritu de las recreativas.

J League Go Go Goal Sega Saturn Tecmo Xtreme Retro 1

Menudeces aparte, Tecmo es una compañía con cierta tradición en el mundo de los simuladores deportivos.

Entre sus títulos más destacados pueden mencionarse Tecmo World Cup SoccerNES, Game Boy, PC Engine CD – y Tecmo Super NBA BasketballSuper Nintendo y Mega Drive -.

Aunque en esta ocasión no han incluido el nombre de la compañía en el título, a diferencia de lo que venía siendo habitual.

J League Go Go Goal Sega Saturn Tecmo Xtreme Retro 2

Dicho lo cual, Go Go Goal! es un compacto con una concepción totalmente arcade: las acciones son muy rápidas, y la variedad y espectacularidad de los remates refleja uno de los aspectos que caracterizan las recreativas de fútbol.

Gráficamente emplea polígonos de grandes dimensiones y cuatro cámaras – lateral, isométrica, real y balón – con tres planos cada una de ellas.

J League Go Go Goal Sega Saturn Tecmo Xtreme Retro 3

Al igual que ocurre con Victory Goal ’97, los equipos y jugadores incluidos reflejan a los que, por aquel entonces, participaban en la J-League.

Lamentablemente, su aparición en el mercado español fue poco menos que una quimera, en la línea de otros juegos similares como Super Football Champ para PlayStation.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.