JAM IT!

Muchos de vosotros pensaréis qué pinta aquí un juego de baloncesto, pero es que hablamos del JUEGO de basket, en mayúsculas.

Desarrollado en solitario por el australiano Leigh White, la opera prima de Throwback Games es un interesantísimo juego deportivo cuya facilidad de control y variedad de acciones son sus máximos exponentes.

La intención inicial de White fue crear un juego de tenis, aunque finalmente se decantó por el basket.

Se lo tomó con calma, ya que el desarrollo se alargó durante cuatro años y medio, aunque la espera mereció la pena.

La máxima inspiración de Jam It! fue el clásico One on One: Dr. J Vs. Larry Bird, desarrollado por EA en 1.983.

Los partidos se juegan a media cancha en encuentros de dos contra dos, permitiéndonos echar partidas de hasta cuatro jugadores simultáneos si disponemos del adaptador correspondiente.

En el caso de jugar en solitario, el resto de jugadores los controlará una IA bastante conseguida que podremos variar entre tres niveles de dificultad.

Todas las acciones se realizan con un único botón, más la cruceta o cursores.

Sin duda el apartado jugable se lleva la mejor parte, y es que podemos realizar prácticamente todas las acciones más famosas del deporte de la canasta: triples, tiros de dos, tiros libres, varios mates, pases, robos, tapones, alley-oops, faltas…

Hay repeticiones a cámara lenta, estadísticas en tiempo real e incluso un espectáculo de cheerleaders durante la media parte.

Gráficamente cumplidor, destacan por sus animaciones, mientras que la banda sonora, compuesta por JoachimYogibearWijnhoven y RolandNEOHermans, acompaña sin destacar.

Mención aparte para la portada, realizada por Oliver Frey, conocido por confeccionar algunas de las ilustraciones más espectaculares de juegos de los ochenta para ordenadores de 8 bits.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.