JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000

JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000 N64 PSX DC Xtreme Retro Pixel Art

Tras el estreno de Suzuki Alstare, las motos volvieron a Dreamcast, Nintendo 64 y PlayStation, apostando por la especialidad del motocross.

Una intro espectacular con música de Offspring nos dispara las pulsaciones.

JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000 N64 PSX DC Xtreme Retro 1

No cabe duda, esto empieza bien, pero a los pocos minutos de juego descubrimos que Jeremy McGrath Supercross 2000 ni siquiera llega al aprobado.

JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000 N64 PSX DC Xtreme Retro 2

El menú no está del todo mal, y presenta algunos modos de lo más variopinto.

A saber; carreras de exhibición, un campeonato en pista o al aire libre, competiciones a dobles y una agradecida modalidad para ajecutar saltos acrobáticos.

JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000 N64 PSX DC Xtreme Retro 3

Pese a ello, el juego a duras penas mejora lo visto en otras consolas de menores prestaciones.

Basta con decir que el apartado visual es realmente pobre, y el control no resulta muy superior.

JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000 N64 PSX DC Xtreme Retro 4

Habíamos dado por sentado que en el motocross primarían la espectacularidad y la fuerza, pero aquí el nivel es tan bajo que la emoción brilla por su ausencia.

JEREMY MCGRATH SUPERCROSS 2000 N64 PSX DC Xtreme Retro 5

Una lástima.

MODOS Y CIRCUITOS DE CREACIÓN PROPIA

Aunque por lo visto McGrath es todo un virtuoso de este peculiar deporte, también podemos optar por editar a nuestro propio corredor, e incluso por diseñar nuestros circuitos.

EN SÍNTESIS

Motos de penúltima generación, por aquel entonces, dignas de otras consolas con menor potencia; especialmente en el caso de Dreamcast.

Un doloroso pinchazo para McGrath y el resto de aficionados al género.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.