JET SET RADIO

La incansable búsqueda de gráficos realistas hizo un alto en el camino con Jet Set Radio, un sorprendente juego que fue punta de lanza en el uso del cel shading; término que remite a las hojas de acetato usadas en la animación tradicional.

Se trata de un complejo proceso que aplica rellenos sólidos y contornos negros a los objetos en 3D, creando un aspecto de dibujo animado que fue madurando en juegos como Street Fighter IV, Okami, Viewtiful Joe y The Legend of Zelda: The Wind Waker.

En cualquier caso, los jóvenes no parecen encontrarse bien en esta luminosa versión de Tokio.

Desde los clubes nocturnos de Benten hasta los cables de telégrafo sobre la bulliciosa Shibuya, bandas de chavales con patines en línea mantienen una lucha territorial.

Sus armas, sprays de pintura; sus víctimas, todo lo que sea suficientemente plano como para convertirse en lienzo: ventanas de comercios, material de construcción, parques, autobuses e incluso la espalda del Capitán Onishima, el jefe de policía equipado con su mágnum.

El jugador debe escoger a uno u otro miembro de la banda y tiene que dominar el arte de la pulverización, utilizando el decorado para alcanzar metas cada vez más ambiciosas.

Y mientras todo esto sucede, el pirata DJ Profesor K mantiene a las bandas moviéndose al ritmo de los exuberantes sonidos locales.

Pero este medley de J-pop y electro funk no es lo único destacable en Jet Set Radio.

La llamativa mezcla de respeto y desafío, moda y rebelión, es inconfundiblemente japonesa, lo cual explicaría por qué el juego fue un fracaso en Estados Unidos.

Para una alternativa más acorde al gusto americano, habría que recurrir a la violenta, nihilista y tosca Getting Up: Contents Under Pressure, el debut en los videojuegos del diseñador de moda Mark Ecko.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.