¿JUEGO ONLINE EN PLAYSTATION?

A diferencia del resto del mundo, en Japón era posible conectar los teléfonos móviles a la PlayStation original de 32 bits.

Aquí es preciso introducir un pequeño matiz, y es que la telefonía móvil tal como la conocemos en la actualidad es relativamente reciente, y cuando PlayStation era líder indiscutible de un mercado regido básicamente por la competencia de Nintendo 64 y Saturn, el uso de teléfonos móviles, especialmente entre la gente más joven – que eran los que habitualmente consumían videojuegos – no se había difundido, quedando relegados para el uso de las empresas por norma general.

En la actualidad la situación es bien distinta; el menor coste de los teléfonos junto con el abaratamiento de las tarifas y el incremento de la competencia en el sector, han permitido una mayor difusión entre el público.

Además la edad de los usuarios se ha incrementado sustancialmente, básicamente porque la generación que creció haciendo uso de los videojuegos ha madurado y envejecido, y las siguientes generaciones ya están familiarizadas con el medio y no lo miran con recelo ni desconfianza.

Gran parte del mérito de que los videojuegos hayan llegado hacia un sector de la población adulto lo tuvo PlayStation con títulos no aptos para menores tales como Resident Evil y, muy especialmente por su trama y sus diálogos, Metal Gear Solid.

Si bien es preciso recalcar que SEGA con su Mega Drive ya dio un primer paso para acercar los videojuegos a una población más adulta, que había crecido jugando con los programas de Nintendo y quería algo distinto.

De ahí parte del éxito de Sonic, un personaje peinado a la moda, con unas modernas zapatillas y de un marcado carácter rebelde, justo como los adolescentes que ya se habían cansado de las aventuras de Mario.

Como iba diciendo al comienzo del artículo, el uso de teléfonos móviles para conectarse a PlayStation quedó relegado al territorio japonés, pues era donde el mercado de la telefonía móvil había calado más hondo, con una base de usuarios que con frecuencia consumía videojuegos.

La única traba es que tan solo era factible conectar los teléfonos I Mode de NTT DoCoMo, con los que era posible utilizar los teléfonos a modo de tarjetas de memoria, además de grabar pequeños juegos como si de una unidad virtual se tratase; algo similar a la tarjeta de memoria que poseía la añorada Dreamcast.

Tristemente nunca fue posible jugar a través de internet, que era la principal función de este sistema.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.