JUEGOS CASUALES DE AYER Y DE HOY

Pacman Xtreme Retro

Hace pocos años, diversas empresas desarrolladoras llegaron a la conclusión, a base de Brain Trainings y similares, de que el negocio se concentraba en el mercado casual y no en los gráficos HD.

Partiendo de esa premisa no puedo evitar pensar que, en cierto modo, estamos siendo partícipes de una era postapocalíptica; un inevitable retorno hacia los orígenes.

Un reinicio, para que nos entendamos, como los que abundan en la industria del cine últimamente.

Pero un reinicio necesario al fin y al cabo, pues el sector necesita urgentemente un saneamiento de valores, así como un replanteamiento de objetivos.

No en vano, los recreativos fueron, con toda probabilidad, el primer mercado casual.

¿Existe algo más mítico para un treintañero que una coin-op?.

¿Acaso hay algo más casual que jugar partidas de cinco minutos?.

Por ese motivo, la segunda juventud que vive la temática retro no debería sorprender al respetable.

Y así, estamos asistiendo a un maravilloso espectáculo en el que se reagrupan géneros largamente olvidados, o bien renacen los clásicos plataformas de antaño e incluso shooters en gloriosas 2D.

Pues, como íbamos diciendo, el movimiento casual engloba muchos otros productos más allá de Cooking Mama.

Bajo esta premisa, Pac-Man se antoja tan casual como Kinect Adventures y todos los sucedáneos que ustedes quieran.

A título personal, recuerdo con nostalgia aquellas tardes que pasábamos junto a los salones recreativos de Valencia, donde cualquier anhelo parecía tangible.

Disfrutar con arcades legendarios del calibre de Street Fighter II o presenciar como algún jugador aventajado concluía el Double Dragon con apenas cinco duros, mientras el resto de asistentes pugnaban por un lugar privilegiado con tal de presenciar la gesta, o bien introducir tus propias iniciales en el ranking de puntuaciones tan sólo reservado a unos pocos elegidos.

Y de esta forma se cumplían muchos de aquellos sueños que nos desvelaban por la noche.

Volviendo la vista atrás, parece que jugar era lo de menos.

Tal como sucede con Wii, Kinect, Move, 3DS y todas estas presuntas revoluciones.

Al final, el mayor entretenimiento consiste en ver fracasar estrepitosamente al fulano de turno.

Ese es el auténtico espíritu casual, y es algo accesible para todos los públicos.

Tanto es así que, los principales problemas de la industria se agravaron cuando numerosos programas empezaron a abrir bocas a golpe de gráficos en detrimento de la jugabilidad.

Neo Geo conectó ambas tendencias, pero hasta la llegada de Saturn, o en menor medida PlayStation, las conversiones pixel perfect siempre fueron elitistas.

Tuvo que ser Nintendo, el gigante que se mantuvo en la retaguardia durante generaciones, la que devolviera con Wii el orden natural de los videojuegos: la experiencia por encima de la parafernalia.

Así que la próxima vez que critiquen a la gran N, recuerden que fue la compañía encargada de liderar la vuelta hacia los orígenes; aunque recientemente se hayan sumado, por pura inercia, a las bondades de la alta definición.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.