JUEGOS SUBIDOS DE TONO

En el último PODCAST que realizamos de FASEBONUS un simpático lector nos solicitaba algún tipo de información respecto a los juegos de temática denominada como pornográfica.
Este es el motivo por el que me he decidido a realizar esta pequeña aportación al respecto.

El del erotismo es un género que sin duda cuenta con una gran cantidad de adeptos, bien sea en ordenador e incluso en algunas determinadas consolas.

Esta gran base de usuarios resultó ser un motivo sobrado para que diversas compañías decidieran sacar sus propios juegos con el sexo como mayor protagonista de las más dispares aventuras.

De este modo no tardaron en hacer acto de presencia en el mercado los primeros juegos de strip póker, cuyo mayor aliciente era el desnudo – parcial o total – de algunas voluptuosas féminas.

El sistema evolucionó en una serie de títulos ideados para jugar en pareja que hacían uso de un tablero, tales como La Colmena, lanzado en el año 1.992 de mano de la célebre Opera Soft.

Le siguieron toda una suerte de juegos de rol, como el recordado Cobra Mission, que fue lanzado ese mismo año por Megatech; y el éxito de estos títulos justificó la aparición en el mercado de algunos posteriores, tales como Erotica Island, del más reciente año 2.001, realizado por Flare Media.

Sin embargo no es menos cierto que pese a los buenos resultados iniciales, pocos de estos programas fueron objeto de deseo más allá de sus primeros meses de vida, por lo que este género tan explícito no ha llegado a convertirse en una temática abundante en el terreno de los videojuegos, ni siquiera entre aquellos reservados a los mayores de edad; pues parece ser uno de los pocos casos en que los largometrajes son preferidos a los propios juegos, pese a compartir no pocas similitudes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.