JUST CAUSE

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-pixel-art-xtreme-retro

Elige tu propia revolución bananera…

El problema que ha hecho que el formato GTA haya empezado a dar muestras de agotamiento no está en la propia mecánica del juego, abierta a cambios y versátil, sino en la ambientación que insisten en copiar sus imitadores: urbana, grisácea, de delincuencia cosmopolita y con abundancia de vehículos propios de ciudad.

Por eso, Just Cause supuso un soplo de aire fresco en la ya enrarecida atmósfera de los juegos que proponían variantes al clásico de Rockstar.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-1

Y lo consiguió de una forma muy sencilla: multiplicando la extensión del mapeado y pasando de la contaminada ciudad a los enormes, luminosos y exóticos espacios abiertos de una ficticia dictadura tropical a la que hay que poner freno.

¿GTA más Far Cry?.

En cierto modo sí, pero también es algo más que eso.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-2

Independientemente de la versión elegida, el argumento es el mismo: das vida a Rico Rodríguez, un agente secreto de la CIA experto en derrocar gobiernos conflictivos que se adentra en el país tropical de San Esperito, sospechoso de albergar armas de destrucción masiva.

Aprovechando la explosiva situación política que vive el lugar, con violentas facciones de revolucionarios intentando acceder al poder, un par de malintencionadas masacres aquí y allá te darán el control de este polvorín tropical.

Just Cause ofrece una estructura completamente abierta para explorar y controlar las islas que componen el escenario del juego: el necesario modo Historia propone misiones de transporte, matanza indiscriminada, rescate y protección de secundarios y persecución motorizada, pero no es necesario hacerlo para que se abran los apabullantes 1.024 kilómetros cuadrados que componen el mapeado.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-6

Ni paredes invisibles ni frustrantes impedimentos para acceder a nuevas islas, junglas o ciudades.

Eso sí: cumpliendo las 21 misiones del modo Historia – más 290 mini-misiones paralelas -, Rico conseguirá vehículos más rápidos y potentes, hasta cien distintos, para explorar la jungla, playas, ciudades y carreteras con más facilidad.

Just Cause ha sido desarrollado con un poderoso motor gráfico, el Avalanche Engine, cuyo mayor logro es generar los escenarios sin tiempos de carga.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-5

Gracias a él se pueden obtener perspectivas tan impresionantes como las caídas libres desde miles de metros de altura, ideales para recorrer grandes distancias en poco tiempo.

Sin duda, el gran cambio con respecto a otros juegos de similares características está en el argumento de tintes pseudobélicos y la refrescante ambientación playera.

El primero permite el uso de armamento pesado y vehículos de combate sin necesidad de recurrir a retorcidos retruécanos argumentales.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-8

La segunda, aparte del bienvenido lavado de cara y la consiguiente renovación de la paleta de colores – ¡cielos despejados, vegetación, cemento en cantidades minúsculas! -, parece impregnar el mismo tono del juego, mucho más caricaturesco y exagerado que el de otros juegos de acción en tercera persona.

Así, se puede acceder a los vehículos disparando a sus guardabarros con una pistola-gancho, planeando con un paracaídas por su retaguardia, subiéndose a su techo, expulsando al conductor y tomando el control.

Caricatura revolucionaria en busca de una jugabilidad lo más directa posible.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-4

SOLANA

El tiempo atmosférico del juego está gestionado de forma inteligente y dinámica: las tardes son más húmedas y con más posibilidades de lluvia tropical.

Por las mañanas, un sol de justicia.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-7

PARAÍSOS ARTIFICIALES

Dax Ginn, uno de los productores de Just Cause, no teme a la comparación – inevitable – con la saga GTA, y dio una cifra muy concreta: las islas que componen San Esperito suman un total de treinta veces la extensión de San Andreas.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-9

O lo que es lo mismo, la mitad del tamaño de Jamaica.

Y abierto en su totalidad desde el primer minuto de juego.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-11

MALVADOS

Podrás, como en cualquier juego de estructura abierta, hacer el mal sin limitaciones.

Sin embargo, los militares al servicio del gobierno podrán hacerte la vida imposible si te pasas de malote.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-10

PARA LLORAR DE FELICIDAD

El primer logro con el que se te saltarán las lágrimas de felicidad será cuando consigas pilotar tu primer avión, contemplar las islas a vista de pájaro y lanzarte de cabeza hacia ellas.

just-cause-avalanche-studios-eidos-interactive-sony-playstation-2-ps2-microsoft-windows-pc-xbox-360-xtreme-retro-3

EN SÍNTESIS

La mecánica abierta de Grand Theft Auto más la ambientación tropical de Far Cry no pudo ser más acertada.

Así que, a poco que te guste el género, dale una oportunidad… si es que no lo has probado todavía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.