KAGERO: DECEPCION II

Zero Samus PlayStation Pixel Art Kagero Deception II

La serie Decepcion cuenta con una larga tradición en su país de origen, aunque por estos lares dista de ser muy popular.

No obstante, la original mecánica de juego de la que perpetuamente ha hecho gala resulta sencilla de explicar: una protagonista – siempre joven y atractiva – tendrá que proteger, por unas razones u otras, el castillo en el que se halla de los invasores externos que pretendan adentrarse en su interior.

Kagero II PSOne

Pero la muchacha será incapaz de defenderse cuerpo a cuerpo, y no contará con ningún arma al uso.

Por ello, su única posibilidad de supervivencia consistirá en colocar una serie de trampas en las paredes, suelos y techos de las distintas habitaciones que conforman el edificio.

Y así, cuando un enemigo se acerque, tan sólo tendrá que activarlas y asistir a una divertida pero truculenta secuencia de muerte.

Kagero Deception II Tecmo PlayStation

A primera vista podría parecer extremadamente simple, pero la mecánica se irá complicando a medida que los rivales se tornen más numerosos, listos y resistentes.

Sin embargo, no penséis que nos encontramos frente a un insulso programa de estrategia sostenido a base de tediosos menús, ya que en Decepcion II podréis deambular a placer y con total libertad por el castillo en tercera persona, y observar el detalle con el que han sido recreadas todas sus dependencias.

Kagero Deception II PSX

Además, según se vaya afianzando la aventura, será posible crear nuevas trampas mediante los puntos obtenidos.

MUERE DE UNA FORMA U OTRA

Los incautos enemigos que penetren en el castillo no tardarán en morir de la forma más cruenta y delirante posible.

Kagero Deception II

Con todo, es justo reconocer que su trágico final no será en vano, pues aportarán consigo experiencia a la causa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.