KARNOV

karnov-data-east-arcade-coin-op-action-platform-pixel-art-xtreme-retro

Tras una fructífera vida, la compañía fundada en 1.976 por Tetsuo Fukuda, cuyo principal leit motiv casi siempre fue la originalidad, cautivó a sus seguidores con un lanzamiento tan sorprendente como los anteriores.

1.987 fue el año elegido por Data East para alumbrar esta sugerente coin-op protagonizada por su incombustible mascota, Jinborov Karnovski, popularmente conocido como Karnov.

karnov-data-east-arcade-coin-op-action-platform-xtreme-retro-3

Respecto al título en cuestión, se trata de un surrealista cóctel de plataformas y acción, ambientado en algún lugar de Asia Central.

Una tierra desolada es el escenario donde el héroe machacará a todo bicho viviente, entre los que se incluyen dinosaurios, gárgolas, mujeres ciempiés y un largo etcétera, utilizando su fornido brazo, capaz de desencadenar una lluvia de bolas de fuego tan veloces como demoledoras.

karnov-data-east-arcade-coin-op-action-platform-xtreme-retro-2

Al igual que en otros lanzamientos coetáneos, un codiciado tesoro será la recompensa por librar a esta tierra yerma de las garras de las criaturas que la pueblan, en un viaje que le enfrentará a rivales tan sanguinarios como cómicos.

Y es que la verdadera originalidad de Karnov consiste en aliñar su violenta mecánica con un toque alegremente desenfadado.

karnov-data-east-arcade-coin-op-action-platform-xtreme-retro-4

Puede que la calidad visual en determinadas conversiones no esté a la altura del original, pero los personajes tienen un tamaño considerable y su propuesta sencilla y directa, exenta de mayores artificios, volverá locos a los fans de los arcades ochenteros.

Para todos aquellos que no han conseguido olvidar la soberanas palizas en Bad Dudes Vs. Dragon Ninja o Fighter’s History – léase Karnov’s Revenge -, además, éste es un juego indispensable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.