KASUMI NINJA

Digitalizando la lucha más ponzoñosa…

Al calor del éxito de Midway y Mortal Kombat, no fueron pocos los que intentaron seguir su digitalizada y violenta estela.

Y de entre todos estos discípulos, el más torpe y gañán fue esta obra de Hand Made Software, un estudio especializado en el desarrollo de juegos para Atari Lynx.

No sólo copiaron de forma descarada la fórmula ideada por Midway – sangre, remates brutales, gráficos digitalizados… -, sino que lo hicieron de la peor forma posible.

Su escueto plantel de ocho luchadores ofrecía una amalgama de estereotipados ideales, desde un comanche – que arrancaba cabelleras en su Fatality – a ninjas, pasando por una amazona o un herrero escocés que levantaba su kilt para lanzar bolas de fuego.

Pero el ridículo no se detenía ahí y hasta el comentarista de los combates parecía estar de broma, intentando imitar a un oriental con frases como “chou no mesi” para indicarnos, con un lamentable inglés, que no tuviéramos clemencia.

Ese era el nivel.

Gráficamente daba el pego, sin llegar al refinamiento de Mortal Kombat, aunque todo lo demás era un despropósito: un control nefasto – debido, en parte, al propio mando de Jaguar -, la banda sonora, el diseño de los personajes… todo.

En su descargo diremos que introdujo varios niveles de gore y un sistema de códigos para que los padres controlaran la brutalidad con la que jugaban sus retoños.

Algo es algo…

¿POR QUÉ SEGUIMOS HABLANDO DE ÉL?

Por ser una descarada copia de Mortal Kombat en todos los sentidos, aunque sin el gracejo de la obra de Midway.

Ni el plantel de ridículos personajes, ni su interfaz, ni sus modos de juego, ni siquiera el doblaje acompañó a un título oportunista.

Un juego a evitar incluso por los fans más acérrimos del género… y de Jaguar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.