KAWASAKI SUPERBIKE CHALLENGE

No se puede decir que éste sea un gran juego de motos.

Es más, en realidad se trata de un cartucho que mantiene todas las rutinas del F-1 de Domark, adaptando los circuitos y los giros de pantalla a la perspectiva de una moto.

Es decir, la supuesta motocicleta actúa, en realidad, como un coche.

Resulta bastante lamentable ver cómo chocar contra otro motorista o contra un poste no supone más que una deceleración o un frenazo brusco.

Claro que lo peor llegará cuando decidáis echar una partida a dobles y descubráis que los polígonos se arrastran a dos por hora, a través de unos escenarios aún más tristes que los normales.

Eso sí, hay que reconocer que en cuanto a opciones no está mal del todo.

Básicamente podéis correr “amistosos” contra la máquina o contra un amigo, o participar en un campeonato con passwords incluidos.

También tenéis la posibilidad de elegir entre cinco niveles de dificultad y delimitar el número de vueltas de cinco a veinte.

Y ya en competición, de escoger los neumáticos, el tipo de combustible, el cambio… en fin, lo habitual.

COMO PARA TIRARSE DE LA MOTO

Como veis, gráficamente este cartucho no brilla por su colorido, ni por su nivel de detalle.

Y la opción para dos jugadores no hace más que ralentizar la ya escasa velocidad del juego.

¡QUÉ PENA DE MOTOS!

Que los juegos de motos no sean muy frecuentes en las consolas no es excusa para intentar colocar un cartucho carente de las mínimas cualidades de diversión y jugabilidad.

Gráficamente es un juego bastante soso, algo que sería perdonable si la moto se moviera “como una moto” – literal y figuradamente -.

Lo malo es que además de no correr demasiado, tiene todo tipo de deslices técnicos.

Y no hablemos del modo para dos jugadores, donde los polígonos se arrastran por una minúscula pantalla.

Lo mejor es la música, ya que impone un buen ritmo a lo largo de la carrera, consiguiendo que el ruido del motor resulte menos agónico.

Las opciones tampoco están mal, pero un juego deportivo no puede vivir sólo de música y opciones.

PROS Y CONTRAS

La música, muy cañera, pone el ritmo apropiado a la velocidad, y existen muchos niveles de dificultad para que no os aburráis demasiado pronto.

Aunque eso no compensa la lentitud en la modalidad para dos jugadores simultáneos, ni que el vehículo no actúe como lo que es; es decir, una moto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.