KIRBY Y EL PINCEL ARCOÍRIS

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-pixel-art-xtreme-retro

Nintendo siempre ha sido capaz de combinar muy bien el tono infantil de sus juegos con otros aspectos que llamen a los adultos, pero Kirby y el Pincel Arcoíris consigue eso y otra cosa nueva: hacernos ver cómo se plantea Nintendo un juego que es completamente táctil.

Ahora que la compañía se ha metido en el tremebundo mundo de los juegos para móviles, es un gustazo comprobar de primera mano que se les da muy bien prescindir de los botones y usar una pantalla entre las manos para dar vida a uno de sus personajes más adorables y conocidos.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-1

En esta ocasión, Kirby ha sido convertido en una bolita de plastilina y tiene que enfrentarse a los peligros del mundo rodando, pegando acelerones para golpear a los enemigos y montando sobre la línea que marquemos con el susodicho pincel arcoíris.

Moverte por el escenario es una delicia porque la respuesta es siempre rápida, y los obstáculos o el límite de tinta arcoíris pueden jugarnos una mala pasada mientras intentamos recolectar todas las estrellas que se crucen por nuestro camino.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-2

No es que sea un juego difícil, todo lo contrario, pero las pantallas están vivas, animadas con un gusto soberbio dentro de la estética de plastilina y la búsqueda de los objetos ocultos, y de la mejor puntuación, hacen de cada paseo por los niveles una experiencia en sí misma.

El control, sin embargo, puede fallar a menudo por culpa del grosor de la línea que trazamos y que Kirby no entienda bien la dirección en la que queremos movernos o alguna chorrada más, y aunque esto no es frustrante nunca, es molesto cuando un jefe te pone las cosas un poquito más difíciles y no estás hecho ni a que te puedan matar ni a que la curva dibujada con el pincel termine justo donde tú pensabas que lo iba a hacer.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-3

Es un error que le perdonamos, no sólo porque no esperamos a estas alturas que un Kirby sea un juego perfecto sino porque forma parte de la experimentación.

La experiencia afable de gráficos monos está ahí, pues, y esta vez la música acompaña un montón: la variedad de temas, lo pegadizos que son y el ritmo que transfieren a un juego de por sí muy y muy de no parar quieto hacen mucho por él.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-4

Una sorpresa que no esperaba de este juego, he de reconocer, como tampoco esperaba que me enganchara tanto a una fórmula tan básica.

Obviamente, tiene sus cosillas, como saber cuándo usar el poder de la bola cagada gigante – se consigue cada vez que sumas 100 estrellas – para vencer a enemigos y conseguir puntos extra o para descubrir un secreto.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-5

También están las transformaciones, que están bastante encorsetadas a secciones fijas de un nivel y que no se pueden usar libremente como los poderes de otros Kirby, pero que sirven como pequeños oasis de variedad dentro del continuum de bola de chicle que hace tirabuzones en el aire.

Luego está el modo multijugador, que detallo poco más abajo, pero que no es gran cosa.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-6

Y luego están los extras, que alargan un poquito el juego una vez lo acabas con sus desafíos.

Algunos jugadores quizá echen de menos algo más de variedad en la aventura, pero tal y como es, Kirby y el Pincel Arcoíris es un buen juego con una estética y una música tan buenas y acogedoras que es imposible no quererlo.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-7

La jugabilidad quizá no esté pensada para sesiones de juego brutales de horas y horas, no sólo porque se agota y porque lo mismo te pasas el juego en dos tardes; pero planteado como un juego de móvil, que creo que es lo que es, se disfruta una barbaridad y es una experiencia ligera que de vez en cuando nos pide el cuerpo.

Es de estos juegos que merece la pena jugar en los ratos muertos, tirado en la cama antes de dormirte.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-8

Puede que todos estos razonamientos suenen a excusas para ensalzarlo porque me ha parecido un juego precioso, pero os aseguro que no es así.

A veces hay que disfrutar las cosas con calma y Nintendo suele configurar sus juegos así.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-9

Que muchos le pidan a Kirby lo que no ofrece desde hace años es culpa suya.

SOBRE EL MULTIJUGADOR Y LOS AMIIBO

Puedes jugar a este Kirby con hasta tres amigos más con su multijugador local, aunque no lo recomendamos: el juego es demasiado fácil con ayuda externa.

Lo que sí está bien, si conseguiste en su día un amiibo de Kirby, Rey Dedede o Meta Knight, es poder usar una vez al día la ayuda fugaz de una de estas figuritas para hacer alguna locura dentro del juego.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-12

Está claro que los amiibo de Nintendo están aquí para quedarse y exprimir tu cartera hasta el último chavo.

EN SÍNTESIS

La plasticidad de la plastilina con la que está hecho el juego es impresionante, como sus diseños.

Lástima que jugarlo en el mando haga palidecer parte de su detallismo.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-10

Respecto a la banda sonora de este juego, es sobrecogedora, atípica para tratarse de algo tan infantil y sencillo pero capaz de tocar todos los palos sin vergüenza y de transmitir un montón.

Por lo demás, no es un juego excesivamente largo y su poca dificultad no ayuda a alargar su vida, pero tiene bastantes extras con los que entretenerse una vez lo hayas completado.

kirby-y-el-pincel-arcoiris-hal-laboratory-nintendo-wii-u-xtreme-retro-11

Y es que manejar a Kirby no es todo lo preciso que nos gustaría, pero la propuesta únicamente táctil tiene sus aciertos y hace que el juego sea toda una experiencia sólo por su control.

Dicho de otro modo, un buen título que prevalece sobre sus fallos y que nos hace tener esperanzas sobre cómo gestionará Nintendo sus futuros juegos para smartphones, dado que los botones son prescindibles en esta singular aventura.

PROS Y CONTRAS

La estética de la plastilina es genial, la banda sonora alucinante y variada, y ofrece una jugabilidad diferente que aprovecha el GamePad.

Lamentablemente, adolece de algunos fallos en el control, tener que jugarlo en el mando estropea sus gráficos, y no es el título más exigente del mundo que digamos…

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.