KONAMI WAI WAI WORLD 2: SOS!! PASERI JO

Konami Wai Wai World 2 SOS Famicom Goemon Pixel Art Xtreme Retro

Afirmar que Wai Wai World 2 no se toma en serio a si mismo, lejos de ser una obviedad, sería arroparse en falsedades.

No en vano, este cartucho se mantiene incorruptible y adictivo, pues demuestra una solvencia envidiable reduciendo los vastos e imaginativos mundos de Konami a su mínima expresión, desnudos de contextos en favor de una agilidad arrolladora y honesta.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 1

Esa inmediatez lo abarca todo.

Por si fuera poco, su fortaleza artística le confiere personalidad y carácter, y sus ambiciones ensalzan la idea principal.

Konami, artífice de sagas tan respetables como ilustres pinta el lienzo, y el resto argumenta.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 2

El trasfondo se presenta como una socarrona parodia de Mr. Goemon, TwinBee, Contra, Bio Miracle Bokutte Upa, Loco-Motion, City Bomber, Getsu Fuuma Den, Gradius, Castlevania, Frogger  e incluso Quarth, entre otros, esculpiendo órdenes a ritmo marcial y dibujando un trazo de anime ochentero.

Se dice que el pixel es bello en referencia al popular slogan de “la arruga es bella“, ideado por Adolfo Domínguez y concebido como réplica a los clientes que devolvían sus vestidos arrugados, creyendo que estaban defectuosos por usar lino como tejido primario.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 3

El píxel, como el lino, cuánto más envejece más sólido luce, evidenciando que el hiperrealismo en tendencia no es sino una complicación ornamental, tal como revela este sugerente cartucho.

La historia, por su parte, encaja por rasa, pero el ritmo viene marcado por una fluidez encomiable.

Quizá se deba a que los buenos crossovers sean juegos con un atractivo, a priori, irresistible.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 4

Al fin y al cabo, aquí se combinan la descarga de adrenalina, la exigencia de reflejos, el valor y habilidad que demandaban los originales, junto al pensamiento frío y la capacidad planificadora que piden los hitos de Famicom.

Pero los designios de Wai Wai World 2 son algo más complejos, pues en función del personaje elegido priman los relfejos o la estrategia.

En cualquier caso, el desarrollo no imprime excesiva celeridad al afanado jugador.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 5

Eso forma parte de la tradición analógica de la compañía: la necesidad, no ya de pensar antes de actuar, sino de pensar rápido e intuir la mejor opción antes de llevarla a cabo.

En este sentido, Wai Wai World 2 es modélico, pues no tiene esa exigencia de prontitud impresa en el mecanismo, como sí la tenía Contra, por citar algún ejemplo sobradamente conocido.

¿Qué hace, pues, de este cartucho un juego tan frenético y divertido?.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 6

Su propia sencillez.

La mecánica es tan variada, rica en matices, pero fácilmente comprensible, que antes de concluir el primer nivel cada usuario tiene la sana impresión de poder controlar todas las variables del juego.

Se viene arriba, comete errores, se precipita, y se deja llevar.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 7

El gran competidor del aficionado no es un poderoso rival, o una situación demasiado enrevesada, sino un abismo de ego y melancolía que se refuerza gracias a una estética superdeformed y una banda sonora de ensueño, extraída de los programas originales.

Un baño de inocencia con un trasfondo perverso, donde las carencias del jugador son su peor enemigo.

Y es que hay cosas que sólo se entienden como es debido cuando se han descubierto en determinado momento.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 8

Se puede llegar a apreciarlas aunque se llegue a destiempo, pero ya no se disfrutan igual.

En Xtreme Retro no nos atrae especialmente la nostalgia porque, más que reivindicar cierta manera de hacer las cosas, a menudo esconde unas ganas mal curadas de volver a tener diez años.

Aquí, francamente, no somos muy de eso.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 9

Cuando hablamos de llegar en su momento nos referimos más bien a una cuestión de orden.

A haber descubierto temas, mecánicas, soluciones de una manera concreta, en un formato y no en otro, a cimentar los propios gustos y obsesiones desde esos mimbres en lugar de añadirlos cuando la mezcla ya está ligada.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 10

El orden de los factores importa, aunque sólo sea para llegar a otros factores inesperados.

Y es que para entender algunas cosas, es preciso haberlas disfrutado primero.

Precisamente por eso, los personajes de Wai Wai World 2 se antojan tan interesantes, y con un trasfondo lleno de posibilidades.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 11

Por separado, pueden presumir de aventuras sólidas y emocionantes que siguen funcionando de maravilla, pero como les pasa a otros títulos de la época, es fácil perder de vista el impacto que supusieron en su día.

Para apreciar la valentía de este recopilatorio había que encontrársela desprevenido, camuflada entre gráficos de colores estridentes, sin saber dónde se metía uno tras cruzar la primera fase.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 12

Y así, mientras las entregas originales se consagraban como sagas de culto, este agradecido compendio se centraba en todo aquello que hacía memorable a sus viejas historias: la contundencia de armas y magias, las numerosas plataformas que no daban tregua, y la desmesura en la escala de enemigos.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 14

Todo filtrado por el tamiz de los 8 bits y las mecánicas de antaño.

El resultado es un juego exquisito que funciona a la vez como adaptación, como homenaje a los clásicos, pero también como producto independiente.

Konami Wai Wai World Famicom Xtreme Retro 15

Un cartucho inesperado y brutal, que deja un sabor inmejorable en la boca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.