LA DISNEY DE HOY

Como para millones de personas más, Disney ha sido una de las compañías audiovisuales más importantes de mi vida.

Crecí en los 80 y 90 con sus películas de dibujos animados, su Club Disney, su Disney Channel, su Magic English… y sus increíbles juegazos para consolas de 8 y 16 bits.

Guardo un cariño inconmensurable a títulos como World of Illusion, El Rey León, Aladdin, Toy Story o Pinocho, sin olvidar que también hizo posible juegos del calibre de Castle of Illusion, Mickey Mania, El Libro de la Selva, Quackshot, TaleSpin

Antes incluso, en los 8 bits, brillaron DuckTales, Chip ‘n Dale: Rescue Rangers, Darkwing Duck

En los 80 y los 90, fueron muchas las compañías que trabajaron en licencias de Disney, desde Capcom a SEGA, pasando por Virgin, Ubisoft o Konami.

En las siguientes generaciones, Disney siguió lanzando juegos a paletadas, pero ya lejos de poder ser calificados como obras maestras: Hércules, Bichos, Tarzán, El Emperador y sus locuras, Tron, Lilo y Stich, Kim Possible, Chicken Little, Epic Mickey

No obstante, por el camino se talló una joya como Kingdom Hearts, un crossover de universos que, en las manos roleras de Square Enix, se convirtió en un truco de magia sin par.

Ahora bien, en los últimos años, Disney ha cambiado su modelo de negocio en los videojuegos drásticamente.

Hoy, pese al reciente lanzamiento de Cars 3, los juegos de dibujos animados le importan cada vez menos.

Basta con fijarse en la cancelación de Disney Infinity, una saga notable, con sus figuritas – les faltó llamarse amiibo -.

Antes, la compañía también cerró LucasArts, tras hacerse con el entramado de Lucasfilm y su estelar licencia, Star Wars.

Esa compra, unida a la de Marvel, ejemplifica lo que es la Disney de hoy en el sector del videojuego, alejada ya de los plataformas en 2D.

Tras el primer Battlefront, hay tres juegos de La Guerra de las Galaxias en desarrollo ahora mismo: la secuela del citado, una aventura de Visceral y un juego de acción de Respawn.

Los superhéroes de Marvel también van a estar bien representados, con el Spider-Man de Insomniac o Los Vengadores de Square Enix, cuyo primer juego llevará la respetada firma de Crystal Dynamics y Eidos Montreal.

Palabras mayores.

Exprimir a esos reyes Midas está bien, pero mi niño interior pide a gritos que Disney vuelva a poner sobre la mesa juegazos de dibujos animados como los de antaño.

Sueño con una resurrección como la que ha supuesto Sonic Mania.

Desde luego, no será por potenciales sagas…

No obstante, como eso es pedirle peras al olmo, me conformaría con remakes plataformeros como el de Castle of Illusion y el de DuckTales, o incluso con remasterizaciones como The Afternoon Collection.

Si no, siempre podré secarme las lágrimas con Ori and the Will of the Wisps o Cuphead, dos bellezas que bien podría haber engendrado Walt Disney.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.