LA EVOLUCIÓN DE LOS JUEGOS DE MOTOS

3D DEATHCHASE (1.983)

Este espectacular juego de carreras de Mervyn Estcourt para Spectrum sigue siendo uno de nuestros favoritos del sistema.

Cabalgando una moto llena de armas, zigzagueas por un bosque rebosante de árboles mientras liquidas a tus rivales.

La cosa se complica según avanzas, porque el número de árboles aumenta.

EXCITEBIKE (1.984)

Este juego de 1.984 de Nintendo para su sistema de 8 bits resume todo lo bueno de la época y es, posiblemente, el abuelo de los juegos de motos actuales.

De controles sencillos y una práctica perspectiva lateral, el juego es fácil de controlar y está rebosante de circuitos a conquistar y obstáculos casi insalvables.

HANG-ON (1.985)

En algunos aspectos, es el precursor espiritual y completamente no-oficial de Road Rash.

Este revolucionario arcade de SEGA de 1.985 es fácilmente uno de los juegos de conducción de motos quintaesenciales de la industria.

Aún infinitamente jugable, es una obra maestra del diseño primitivo del género de carreras.

JET MOTO (1.996)

Este clásico de SingleTrac de 1.996 convierte las motocicletas en motos acuáticas/jet con la habilidad de circular por todo tipo de terrenos peligrosos, del mar a pantanos pasando por construcciones de acero situadas muy por encima de las ciudades.

Al perder las ruedas se gana en un imaginativo diseño de circuitos lleno de saltos mortales.

MOTOR RAID (1.997)

La respuesta a Road Rash de SEGA para su Model 2A.

Este juego de motos futurista tiene combates rodados y circuitos peligrosísimos.

A pesar de encajar como un guante en Saturn, nunca fue portado a la consola, y permaneció exclusivo de las recreativas.

Podían llegar a conectarse cuatro máquinas para partidas multijugador.

MOTO RACER (1.997)

Desarrollado por Delphine Software y publicado por la propia EA, este arcade ofrece a las ratas de asfalto calles tradicionales y circuitos no-urbanos.

La presentación es limpia, los gráficos brillantes y sencillos, y las carreras bastante frenéticas.

Tanto vía LAN como a pantalla partida, el multijugador es especialmente divertido.

EXTREME-G (1.997)

Un juego de carreras futuristas para N64 de 1.997 que responde a la cuestión de cómo serían las motos en un mañana distante y distópico.

Parte Episode I: Racer y parte F-Zero, este rapidísimo juego de Acclaim desarrollado por Probe desafía la gravedad, permitiendo a los jugadores incluso pilotar cabeza abajo mientras persiguen la meta.

MOTOCROSS MANIA (2.005)

Optando por un estilo completamente alejado del asfalto, Take 2 Interactive y Deibus Studio lanzaron este juego de acabado visual algo repetitivo.

Por suerte, lo compensa con diversión pura, físicas velocísimas y circuitos que daban a los jugadores libertad entre saltos.

La tercera entrega añade combate a lo Road Rash.

TRIALS FUSION (2.014)

Este atractivo juego lleva las acrobacias chifladas a un nuevo nivel.

Los motoristas deben superar obstáculos cada vez más difíciles mientras rubrican nuevos récords.

Eso sí, el juego tiene una dificultad infernal, así que más vale que aparte de con tus mejores aptitudes moteras, te armes con unos cuantos mandos extra.

RIDE (2.015)

Este juego de Milestone es quizás la cima de las simulaciones de conducción a dos ruedas.

Está en la línea del arcade/simulación a lo Gran Turismo o Forza, pero no da de lado a los novatos.

Además, tiene toda la potencia gráfica del software actual, junto a una buena cantidad de motos reales para elegir la mejor montura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.