LA GENERACIÓN DEL 81

O CÓMO SENTAR LAS BASES DEL JUEGO

Hace 36 años los videojuegos dejaron atrás su periodo de eclosión para evolucionar.

Parece que fue ayer, pero si retrocedemos en el tiempo, seremos testigos de un escenario lúdico gobernado por salones recreativos, consolas de sobremesa y el fenómeno handheld.

En 1.981 el ámbito doméstico era terreno de Atari 2600, Intellivision y Philips G7000Odyssey -, y los Game & Watch de Nintendo causaban furor.

No habían nacido ni Spectrum, ni Commodore 64, ni ColecoVision; en su lugar despuntaban un tal ZX81, el VIC-20 y un recién llegado IBM PC.

Los salones marcaban el ritmo.

SHOOTERS, PLATAFORMAS Y OTRAS LOCURAS

El año comenzó fuerte con la aparición en febrero de Scramble, el primer juego con scroll forzado horizontal y que además contaba con escenarios diferenciados.

Ese mismo mes tuvo el honor de presenciar el nacimiento de Defender, la obra maestra de Eugene Jarvis, en forma de cóctel audiovisual de alta velocidad y dificultad.

El género shooter comenzaba a definir su futuro.

Julio fue el mes elegido por Nintendo para presentar el juego de plataformas por excelencia, Su Majestad Donkey Kong, que pronto se aupó a lo más alto del top arcade en encarnizada lucha con mitos del peso de Pac-Man.

En septiembre apareció Galaga, con la difícil misión de hacer olvidar a su hermano mayor Galaxian, para dar paso a un mes de octubre protagonizado por dos leyendas como Frogger, de Konami, y Turbo, el impactante juego de conducción de SEGA.

El legado del primero es indiscutible, hoy en día se sigue copiando su esquema, y la influencia de Turbo en posteriores juegos de conducción de vista externa es brutal; casi tanto como su primitivo scaling o la grata sensación de velocidad.

Los títulos mencionados son los mejores ejemplos, junto a otros que detallaremos a continuación, de la evolución, prácticamente mensual, a la que eran sometidos los lanzamientos de aquella etapa… sin olvidarnos de otros clásicos como Space Cobra, Bosconian, Lady Bug o Mouse Trap.

Así pues, 1.981 fue un año fundacional, intenso e inagotable que cimentó las bases del videojuego.

DIEZ JUEGOS DE ESTA GENERACIÓN

Aquí tenéis una selección de obras maestras de los recreativos de 1.981.

Los más veteranos dejarán escapar alguna lagrimita ante estas leyendas…

AMIDAR (Konami)

Sencillo, esquemático y terriblemente adictivo.

Nuestra misión, rellenar rectángulos de color y esquivar enemigos.

Su nombre proviene del juego de azar japonés Amidakuji, representado en la fase de bonus.

DEFENDER (Williams)

El rey de la hipnosis de los ochenta.

La obra de Eugene Jarvis vendió más de 55.000 coin-ops y popularizó el scroll horizontal de alta velocidad.

Su dificultad es legendaria.

FROGGER (Konami)

Desarrollo clásico e imperecedero.

Cruzar una carretera y un río con una rana, y llegar vivos al otro extremo.

Publicado por SEGA y su nombre en desarrollo: Highway Crossing Frog.

GALAGA (Namco)

La secuela de Galaxian introdujo novedades como el doble disparo, fases de bonus y la posibilidad de ser abducido por el enemigo.

Nobuyuki Ohnogi maravilló con el audio.

GORF (Midway)

Galactic Orbiting Robot Force para los amigos.

Sorprendió a todos con sus cinco tipos de fase – con final boss incluido -, voz robótica sintetizada y la posibilidad de subir de rango.

TEMPEST (Atari)

El creador de Missile Command, Dave Theurer, coqueteó con los gráficos vectoriales para inaugurar un género, los Tube Shooter.

Elegías nivel inicial.

COSMIC AVENGER (Universal)

Shooter de desplazamiento horizontal similar a Scramble, pero la velocidad de su curioso scroll era gestionada por el jugador.

Fue más popular en ColecoVision que en los recreativos.

QIX (Taito)

Puro arte conceptual al servicio del videojuego.

Más simple imposible: rellenar un 75% de la superficie con porciones de color sin ser interceptado.

Sonido inquietante.

SCRAMBLE (Konami)

El primer shoot’em up horizontal con scroll forzado de la historia.

Cuenta con seis fases diferenciadas y añade el factor extra de urgencia con la barra de fuel.

La secuela, Space Cobra, más difícil, también tuvo gran éxito.

TURBO (SEGA)

Se adelantó a su tiempo.

Turbo revolucionó el género de la conducción gracias a una gran sensación de velocidad, rutinas gráficas sorprendentes, escenarios variados y un scaling pionero.

SEGA creó el videojuego de conducción más influyente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.