LA HISTORIA DE KINGDOM HEARTS (PARTE 1)

Este 2.017 Kingdom Hearts volvió a pegar fuerte, con dos recopilatorios para PS4 y una tercera entrega en el horizonte.

Pero, ¿cuáles son los orígenes de este híbrido de Disney y Square?.

Un buen día, allá por el año 2.000, el productor Shinji Hashimoto conversaba con Hirononu Sakaguchi – creador de Final Fantasy -.

Ambos soñaban con crear un juego en 3D que tuviera tanto éxito como Super Mario 64 y dedujeron que la clave sería contar con personajes igual de famosos que el fontanero o incluso más: los héroes de Disney.

Intrigado por la idea, Tetsuya Nomura se ofreció a dirigir el proyecto.

En aquella época Square y Disney compartían edificio en Japón, y la casualidad quiso que Hashimoto coincidiera en el ascensor con un ejecutivo de la compañía americana.

Tras seducir al representante de Disney con su propuesta, él y Hashimoto acudieron a Hironobu Sakaguchi, director por entonces de Square Enix, quien dio el visto bueno al juego.

Había nacido Kingdom Hearts.

Con un equipo de más de 100 personas – tanto de Square como de Disney -, Nomura trabajó con una idea clara: el protagonista sería un personaje original, y no estaría basado en ningún héroe de Disney o Square.

Así nacen Sora, Riku y Kairi, tres jóvenes que viven en las Islas del Destino.

Pero la invasión de los oscuros Sincorazón separa a estos tres amigos, y el camino de Sora se une al de Donald y Goofy.

Juntos lucharán contra la amenaza de los Sincorazón, a la vez que buscan a los amigos de Sora y al Rey Mickey, también desaparecido.

Por suerte para Nomura, las altas esferas de Disney le dieron casi completa libertad.

El nipón supo corresponderles, adaptando los mundos y personajes de Disney con total respeto, pero integrándolos de forma ejemplar en el juego.

De este modo, Sora entabla amistad con héroes como Aladdin, Hércules o Ariel, y lucha contra la insidiosa Maléfica.

A la vez, recorre los escenarios de Pesadilla antes de Navidad, El Libro de la Selva o Nunca Jamás.

La perfecta integración del mundo Disney podría haber sido atractivo suficiente, pero venía además acompañada por un gran sistema de juego, mezcla de rol y acción.

Diseño excepcional, gran argumento, jugabilidad a prueba de bombas… Sólo faltaba la guinda sonora: una partitura excepcional de Yoko Shimomura, así como un casting de voces famosas.

Tanto talento junto sólo podía dar lugar a un “pelotazo”, y así fue.

Desde su lanzamiento en marzo de 2.002, fans de Square y Disney se unieron en su entusiasmo por Kingdom Hearts, dando lugar a unas ventas estratosféricas: 3 millones de copias vendidas en apenas un año y 20 millones de copias a día de hoy.

Es el título más vendido de la saga y ha contado con varias versiones – las famosas Final Mix y sus derivados -, con nuevas secuencias, armas y jefes finales.

Los chicos de Nomura se pusieron a trabajar de inmediato en una secuela, pero antes de llegar a Kingdom Hearts II cogieron un desvío en su recorrido.

Chain of Memories – noviembre de 2.004 – fue un cartucho para Game Boy Advance que retomaba la historia justo donde terminó Kingdom Hearts, y servía como “puente” a su secuela.

Pero lo que los fans querían era la “chicha” de verdad: Kingdom Hearts II.

Y los responsables de la saga supieron colmar las expectativas: publicada en diciembre de 2.005, esta secuela cuenta con un argumento más intrincado y un segundo protagonista manejable, Roxas.

También había transformaciones especiales de Sora, más personajes de Final Fantasy, nuevos mundos Disney… Un Kingdom Hearts elevado a la enésima potencia, que su primer año superó las cifras de la primera entrega, y que en España contó con un doblaje sobresaliente.

Kingdom Hearts II fue la última entrega de sobremesa, pero la saga era demasiado popular como para esperar a su tercer capítulo.

Las aventuras de Sora continuaron sobre todo en formatos portátiles, empezando por Kingdom Hearts Coded – 2.008 -, un spin-off exclusivo para móviles japoneses; Kingdom Hearts 358/2 Days – 2.009 -, en Nintendo DS; Birth by Sleep – 2.010 -, precuela exclusiva de PSP; Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance – 2.012 -, para Nintendo 3DS y finalmente Kingdom Hearts X – 2.013 -, un juego para móviles y navegadores.

En definitiva, una sucesión de juegos más que notables, que no sólo saciaron la sed de Kingdom Hearts, sino que también hicieron aún más compleja la trama de la saga.

La Organización XIII, los Maestros de la Llave Espada, villanos con versiones múltiples, flashbacks dentro de flashbacks, falsos recuerdos, mundos virtuales… ¡Un verdadero galimatías para el que casi necesitas un Máster!.

En cualquier caso, Kingdom Hearts no ha perdido ni una pizca de magia.

11 años después de su última entrega principal, la saga sigue teniendo un gran calado entre los jugadores.

Así lo prueban las múltiples reediciones y remasterizados de Kingdom Hearts I y II, dos títulos por los que el tiempo no pasa en términos de diversión, emoción y carisma.

Si no pudisteis vivir este fenómeno en PS2 y pasasteis por alto las conversiones en PS3, no tenéis excusa para obviar los recopilatorios de PS4.

Una saga imprescindible, que nació del esfuerzo común entre dos de las compañías de entretenimiento más importantes del mundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.