LA MUERTE DEL MULTI LOCAL

Arcades Old School Retro Videogames Pixel Art Xtreme Retro

Hoy nos ha dado por recordar qué es lo que ha pasado con una de las señas de identidad del juego en consolas.

¿Quién ha matado al Señor Pantalla Partida?.

Tener amigos durante adolescencia era muy fácil en tiempos de los 16 bits: “tengo Street Fighter II en casa” era como llevar encima un camión de Donettes, tener Carisma 18 en la ficha y cabalgar sobre un unicornio hecho de diamantes.

1 Street Fighter II Capcom Arcade Amiga Atari ST Commodore 64 C64 DOS PC Super Nintendo SNES Wii U ZX Spectrum Xtreme Retro

El único obstáculo realmente importante era explicar a los padres para qué querías pads adicionales si eras hijo único; cómo decirles que querías revivir en casa una cultura forjada en el arcade, en el latigazo de las vidas infinitas de Double Dragon o los dinosaurios aplastados por burbujas de Taito, cuando el multijugador sólo podía ser de cuerpo presente.

2 Double Dragon Technos Beat'em up Amiga Amstrad CPC Atari 2600 7800 ST Commodore 64 DOS Game Boy Sega Genesis Mega Drive Lynx MSX NES Master System ZX Spectrum Xtreme Retro

El apogeo del multi local fue GoldenEye 007, con sus tiroteos en Nintendo 64 donde cuatro tipos gritones miraban cada uno a su esquinita de la pantalla – en 320×240, señores – en uno de los multis más desmadrados.

El apogeo… y la caída.

GoldenEye 007 descubrió a una generación de jugadores en consola lo que los peceros ya sabían: que pegar tiros con gente en primera persona mola.

3 GoldenEye 007 Nintendo 64 N64 Rare FPS Xtreme Retro

Apenas dos años depués, los cibercafés de todo el planeta demostraron que mola mucho más con tu propia pantalla: Counter Strike se comió el mundo, mientras Internet penetraba en los hogares.

Incluso con lag y conexiones nefastas aquello parecía el futuro.

Y las consolas querían su porción.

4 Half Life Counter Strike Sierra On-Line Valve Corporation Linux Macintosh Xbox FPS Xtreme Retro

Ni Dreamcast, ni PlayStation 2, pudieron ofrecer un multijugador a la altura del PC, que además se abría a géneros inimaginables con el auge de los MMO.

Xbox, en principio una consola sin posibilidades, consiguió hacerse un hueco gracias a Halo: jugar con un pad como en el mundo de los PC, en la tele grande.

5 Halo Combat Evolved Bungie Studios Microsoft Windows PC Xbox Xtreme Retro

Xbox Live supuso el principio del fin de un multijugador cada día con menos posibilidades: los jugadores habían crecido y no era lo mismo pedirle a mamá una bandeja de bocatas de Nocilla que gestionar la tele del piso de estudiantes.

El declive de los juegos de lucha – derrotados por KO poligonal en un par de asaltos – y la irrupción final de Internet con PlayStation 3 y Xbox 360 – del PC ya ni hablamos – convirtieron en superfluo al segundo mando.

Inútil, además: el multi local ya se había convertido en Singstar.

Sin embargo, el cierre de los servidores de Gamespy ha demostrado los peligros de lo puramente digital.

Sí, la mayor parte de los más de 800 juegos tenían la densidad de población de Soria – aunque incluyese clásicos del calibre Red Dead Redemption -.

Pero es otro aviso – que los juegos deportivos anuales conocen bien – de que el retro del futuro serán cajas llenas de discos que no hay manera de jugar o quedarán mutiladas a campañas cortas y poco más: trata de explicarle a la chavalería del futuro por qué te gustaba tanto Call of Duty y no podrás.

Si algo aplaudimos siempre a Nintendo – aunque haya doblado la cerviz ante el DLC y demás – es que se dedica a formar jugadores sociales, a pensar títulos que ganan enteros en cuanto tienes visita: Mario Kart 8 y Super Smash Bros son otra muestra más del compromiso con el videojuego clásico.

6 Super Smash Bros Brawl intro Nintendo Wii Game Arts Fighting Xtreme Retro

Y no sólo ellos: con las posibilidades de segunda pantalla, integración de móviles, y el tamaño y capacidades actuales de nuestras teles, el regreso del multi local podría ser cosa de un par de años.

Las soluciones híbridas, como las adoptadas por Nintendo, nos parecen la mejor alternativa posible.

Y no es algo nuevo: puede que una Horda de Gears en pantalla partida perdiese fluidez, pero ganaba en complicidad de sofá.

Mirad cómo se han reinventado los party games, el futuro de los Singstar o de Just Dance.

Adiós, complejos instrumentos de plástico; hola, teléfonos móviles.

Imaginad apps de segunda pantalla que funcionen como una pistola en cualquier House of the Dead cooperativo; tabletas con algún tipo de implicación más allá del mapa churrero y un par de power-ups; o la llegada del cacareado “Internet de las cosas” al sector del videojuego.

Si el videojuego tradicional está en retroceso es, en parte, por aislar desde siempre al jugador en un ecosistema cerrado en el que no es fácil entrar – el segundo mando es una barrera, se mire como se mire -.

Y porque cada día resulta más difícil explicarle a nuestros seres próximos por qué el medio es asombroso: con “siéntate ahí y mira cómo juego con gente de Hong Kong” desde luego que no lo vamos a conseguir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.