LA REVOLUCIÓN DE STREET FIGHTER II

El inesperado éxito de este sensacional juego de lucha dio paso a un fenómeno poco común por aquel entonces, pues por vez primera una secuela aventajó al título original hasta tal extremo que a día de hoy pocos lo recuerdan.

Y razones no le faltan, pues el mítico Street Fighter II introdujo cambios sustanciales en gran medida gracias a un laureado sistema de combos que, como suele ocurrir en estos casos, tuvo su origen en un afortunado error.

No en vano, el apartado técnico del primer Street Fighter pecaba de modesto, pues sus gráficos no destacaban sobre la media y su jugabilidad adolecía de cierta monotonía; llegando incluso a decirse que se trataba en realidad de una versión sin pulir de la obra maestra ensalzada a la categoría de mito que hoy en día todo el mundo recuerda y elogia.

Sea como fuere, le queda reservado el honor de haber visto nacer a una de las franquicias más queridas y aclamadas entre los aficionados al género.

Y es que gracias a su indiscutible prestigio, incluyendo una infinidad de continuaciones más o menos afortunadas – sin olvidar a toda suerte de clones – en la actualidad los arcades de lucha resultan ciertamente habituales.

A modo de curiosidad cabe destacar que pese a la creencia popular, su antecedente directo dista mucho de ser el meramente correcto Street Fighter, sino el legendario Final Fight, basado a su vez en otro juego de la competencia conocido como Double Dragon que sentó cátedra y sirvió como fuente de inspiración a la propia Capcom para la creación de un programa que, al menos en sus orígenes, iba a ser conocido como Street Fighter 89.

Pero de algún modo dicho beatem up experimentó notorias dificultades, en parte debido a una concepción cuanto menos distanciada de aquello que los usuarios esperaban con vehemencia.

Este traspié no obstante no desanimó al equipo encargado de su desarrollo, quien se esmeró por concluir en el año 1.991 el exquisito Street Fighter II, cuyo mayor reclamo sigue siendo un elevado número de luchadores de marcada personalidad propia, amén de un considerable repertorio de golpes disponible.

Con todo, este sobresaliente arcade debe gran parte de su éxito a la opción que brindaba combinar diferentes acciones, causando de este modo estragos entre los sufridos rivales.

Una contundente mejora que sin embargo se debe más al azar que a la inventiva de sus creadores.

Los programadores se percataron de que en ese reducido espacio temporal que dista entre dos ataques consecutivos cabía la posibilidad de sumar otro más, diezmando así la salud de los contrincantes, e incluso si el usuario disponía de la suficiente habilidad podía llegar a combinarlos ocasionando demoledores efectos.

Felizmente este ocasional error dio paso a una nueva era en la industria del ocio electrónico: la popularización y revolución de la lucha en las salas de juego.

Y es que tras Street Fighter II ya nada volvería a ser lo mismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.