LA SAGA SECRET OF MANA

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.
Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en la derechura al cielo y nos extraviábamos en el camino opuesto…”
Qué mejor forma de aludir a la etapa dorada de los clásicos RPG’s, que citando al ilustrísimo Charles Dickens.

Durante aquellos gloriosos años Square y Enix mantenían una apasionada rivalidad, y su ritmo de lanzamientos tampoco podía compararse con el frenesí de publicaciones actuales.
Para la mayoría de aficionados al género, los orígenes de esta edulcorada serie se remontan al laureado Secret of Mana, un prestigioso Action RPG que hizo las delicias de toda una generación, y en España pudimos disfrutar a partir del lejano 1.993; aunque tristemente nunca llegó la anhelada traducción al castellano, pese a que si pudo verse en otras lenguas “minoritarias”, como el holandés sin ir más lejos.

Fue tal la maestría de aquel título que no tardó en labrarse una intachable reputación gracias a su atractivo desarrollo, que bebía en cierto modo del inigualable Legend of Zelda, con el añadido de poder afrontar la aventura junto a otros dos aliados simultáneos.
Una hermosa historia, algunos personajes carismáticos y un acertado sistema para seleccionar el consabido armamento, basado en un aro que giraba en torno a los protagonistas, bastaron para elevar aquel cartucho a la categoría de mito.

Sin embargo, es justo destacar que esta saga fue originalmente concebida para la añorada Game Boy, con un juego que responde al nombre de Final Fantasy Gaiden, y estaba destinado a distanciarse de la mítica franquicia de Squaresoft.
No en vano, el término “Gaiden” significa a grandes rasgos una historia alternativa.
Sea como fuere, aquella entrega fue conocida en Europa con el sonoro nombre de Mystic Quest, mientras que en los Estados Unidos recibió el apelativo de Final Fantasy Adventure.

Por descontado, en el primer capítulo de la serie no podían faltar las habituales referencias a los chocobos, entre tantos otros elementos extraídos directamente de la legendaria saga rolera; aunque por contra ponía especial énfasis en la acción y exploración, prescindiendo de los sosegados combates por turnos.
Como no podía ser de otro modo, su trama giraba en torno al mítico Árbol de Mana, que se ha convertido en una fuente de vida para este desdichado planeta.
Y así, los enemigos no cedían en su empeño por destruirlo, mientras que los héroes mantenían su voluntad inquebrantable por salvarlo de las garras del mal.

Con el paso de los años hizo su glorioso debut en Super Famicom el Seiken Densetsu 2 – popularmente conocido como Secret of Mana por estos lares -, cosechando un éxito imparable a su paso.
El tercer título en discordia, también disponible para Super Nintendo, despuntaba técnicamente, y permitía elegir entre seis protagonistas nada menos, cuyas historias se cruzaban, aunque tristemente nunca traspasó las fronteras japonesas… a no ser que se recurriera al aplaudido sistema de la emulación, donde si apareció una agradecida traducción al inglés, e incluso al francés.

Ya en los albores del año 2.000, tras el distanciamiento entre Squaresoft y Nintendo, la franquicia renacería en PlayStation con el notable Legend of Mana.
Pero por alguna razón, pese a su más que evidente calidad no conquistó un gran renombre, quizá debido a la hegemonía y abundancia de otros vistosos RPG’s en la gris de Sony.

Para bien o para mal, apenas tres años después la serie regresaría a las plataformas de Nintendo con el magnífico Sword of Mana, un atractivo remake para Game Boy Advance del primer cartucho disponible para la portátil monocromática.
Nadie pone en tela de juicio que se trataba de un gran juego, aunque a duras penas consiguió despuntar de la media, salvo por sus insignes orígenes.

A este episodio le seguiría el vistoso Children of Mana, del que espero hablar en un futuro, cuando mi periodo vacacional haya tocado a su fin.
Hasta entonces, disfrutad mucho del verano!

MYSTIC QUEST

Así fue el bautismo de esta saga, tan hermosa como irregular en su calidad.
Aunque por fortuna si lo pudimos disfrutar en el viejo continente europeo…

SECRET OF MANA

La serie de Seiken Densetsu le debe, sin lugar a dudas, su prestigio a este excelentísimo cartucho; el segundo de la longeva saga tras el original de Game Boy, y primero en dejarse ver por Super Nintendo.

Destacaba por sus tres consagrados héroes, combates en tiempo real, amplios decorados por explorar – rebosantes de detalles por añadidura -, gran libertad de acción y la impagable posibilidad de aunar a tres jugadores simultáneos.

Todo lo mejor de la época de las 2D y los 16 bits se condensaba en esta apasionante entrega.

SEIKEN DENSETSU 3

Un capítulo que no salió de Japón.
El causante no fue otro que el Secret of Evermore, al que se le acusa – injustamente – de no pocos males en el mundo rolero.

LEGEND OF MANA

El programa de PlayStation era realmente hermoso, aunque por alguna razón no resultaba tan divertido como los anteriores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.