LA SEGA INÉDITA EN CONSOLAS

Problemas de licencias, dificultades para adaptarlas al hardware doméstico, puro desinterés…

Estas máquinas de SEGA no pudieron evadirse del salón recreativo.

MONSTER BASH (1.982)

Esta curiosa recreativa nos enfrentaba a Drácula, el monstruo de Frankenstein y el hombre camaleón en tres niveles.

Al encender las velas de cada escenario, activábamos el único poder capaz de destruirlos.

No salió en consola, pero inspiraría el posterior Ghost House de Master System.

I’M SORRY (1.985)

Una creación de Coreland – la posterior Banpresto – y SEGA, protagonizada por la caricatura del ex primer ministro japonés Kakuei Tanaka, el cual debía recoger lingotes de oro en laberintos habitados por Carl Lewis, Madonna y Michael Jackson, entre otros.

Demencial.

A.B. COP (1.989)

Creado sobre el mismo hardware – la placa SEGA X – que After Burner, esta suerte de Chase H.Q. futurista nos ponía a los mandos de una moto con la que debíamos embestir a nuestros enemigos.

Su espectacular scaling hizo inviable su adaptación a Mega Drive.

Una lástima.

ARABIAN FIGHT (1.991)

Posiblemente el brawler más impresionante que haya pisado un salón recreativo.

La placa System 32 desplegó unos sprites tan gigantescos como numerosos, con magias dignas de un anime y cuatro jugadores simultáneos.

Semejante derroche era inviable en consola.

SPIDER-MAN: THE VIDEOGAME (1.991)

Otra virguería técnica, este brawler para cuatro jugadores – protagonizado por Spidey, Gata Negra, Ojo de Halcón y Namor – se convertía en un plataformas cuando la cámara se alejaba.

La licencia de Marvel impidió su salto a Mega Drive.

GOLDEN AXE: THE REVENGE OF DEATH ADDER (1.992)

El caso más sangrante de todos: ¿En qué demonios estaba pensando SEGA para no lanzar, al menos en Saturn, esta maravilla?.

En su lugar, nos dieron Golden Axe: The Duel.

Algunos fans encallecidos dicen que se lo podrían haber ahorrado.

JURASSIC PARK (1.993)

SEGA prefirió aprovechar la licencia del filme de Spielberg en mecánicas más acordes a una consola, en lugar de adaptar este mix de shooter sobre raíles y “montaña rusa”, con asiento traqueteante incluido.

Lo mejor, la persecución del T-Rex, gracias a la magia del scaling.

SEGASONIC THE HEDGEHOG (1.993)

Esta simpática con-op de corte isométrico, para tres jugadores, llegó a España en unidades muy limitadas, a pesar de la popularidad de la mascota, acompañada para la ocasión por la ardilla Ray y el armadillo Mighty.

Ante la imposibilidad de llevar a consola su control por trackball, SEGA prefirió dejarlo en los recreativos.

DARK EDGE (1.993)

Uno de los primeros intentos de SEGA por llevar la lucha uno contra uno a las 3D, aunque, en lugar de apostar por los polígonos – como hizo con Virtua Fighter -, se decantó por el scaling, para aportar la sensación de profundidad, tirando, una vez más, de la placa System 32.

PLANET HARRIERS (2.000)

SEGA retomó la franquicia Space Harrier con este apabullante shooter sobre raíles, diseñado sobre la placa Hikaru.

Hubo rumores sobre una adaptación para Dreamcast y GameCube, pero esta joya de Amusement VisionF-Zero AX – jamás llegó a dar el salto a consolas.

STAR WARS RACER ARCADE (2.000)

Otra demostración del poderío de la placa Hikaru, que le dio mil vueltas a carreras de pods “domésticas”.

El mueble imitaba, a la perfección, el control de los vehículos del Episodio I.

Sigue dando guerra en algunos recreativos que todavía se resisten a desaparecer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.