LA SUPUESTA REVOLUCIÓN DE NINTENDO

Super Mario Bros Nintendo Revolution Wii U Pixel Art Xtreme Retro

Recuerdo una anécdota que incumbe a esta santa página web y que data de la época en la que el arriba firmante era redactor de la difunta y llorada Old School Generation.

Durante unos cuantos años asistimos a una amistosa guerra de exclusivas entre las distintas revistas del sector, empeñadas como estaban en buscar aquella supuesta revolución mensual, junto al título que lo cambiaría todo y la consola destinada a arrasar con las demás.

Y así fueron edulcorando nuestra existencia con exclusivas que calificaban de “mundiales“, “galácticas” y “universales“.

Ganó Super Juegos, en cuya portada pudimos leer “exclusiva interdimensional“.

Francamente, era difícil superar eso, y todavía en algún foro alguien se queja debido a tamañas exageraciones.

Por supuesto que exageraban, pero era una buena – e inocua – muestra de la manía del gremio por buscar la sorpresa continua y la revolución a la vuelta de cada esquina.

Razón de más para obrar con cierta prudencia cuando se tiene la tentación de afirmar que los títulos para Wii U, o incluso dispositivos móviles, pretenden revolucionar la manera que tenemos de jugar.

De entrada, porque los motivos que podemos esgrimir en una primera aproximación son tremendamente superficiales – pantalla táctil, programas que permiten partidas rápidas, précios relativamente económicos, y un largo etcétera -.

Segundo, porque en ocasiones la novedad nubla el juicio, y que algo sea distinto no lo hace necesariamente bueno.

Esto sucede tanto con Wii como con su sucesora, que por supuesto ya se nos ha vendido como la enésima revolución jugable de la temporada.

Y los que tenemos callo reaccionamos con prudencia… hasta que la catamos.

En Old School Generation, creo recordar, ya afirmábamos que algo tenía que estar cambiando en el panorama cuando el juego más atrevido, innovador e interesante del momento había salido para iPad.

Estábamos hablando, por supuesto, de Sword & Sworcery, ese título que cuando se palpa en la pantalla táctil de Apple no sólo absorbe como el más adictivo de los Warcrafts, sino que, además, tiene la propiedad de hacer que el aficionado se mese los cabellos en más de una ocasión, adivinando un futuro y posible cambio de paradigma jugable en sus brillantes gráficos pixelados.

De hecho, la belleza gráfica de Sword & Sworcery resulta complicada de explicar: no tiene nada de realista, pero es capaz de crear una ambientación onírica, compleja y muy personal.

En ese aspecto, recuerda poderosamente a determinados lanzamientos para 16 bits como Flashback; a aventuras gráficas como Loom, y a la economía visual jugando en favor de la atmósfera.

Y entonces entra en escena la pantalla táctil: el género de las aventuras gráficas adquiere una nueva dimensión cuando, de forma intuitiva, se puede acercar y alejar la imagen con los gestos que Apple ha internacionalizado gracias a esos dispositivos.

El píxel en HD brilla más que nunca, y a pesar de estar, simplemente, ante un excelente ejemplo de uno de los géneros más veteranos del medio, parece que asistamos a una pequeña revolución.

Pero iPad no pretende cambiar el modelo establecido, como Nintendo intenta cada cierto puñado de años.

Con mayor o menor fortuna, dicho sea de paso, pues con frecuencia suele ofrecer “lo mismo de siempre, pero reformulado“.

Un claro ejemplo lo encontramos en The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, otra maravillosa aventura parcialmente heredera del mítico A Link to the Past, que aprovecha la reciente fiebre por los títulos de corte añejo.

La idea no es nueva, pero la jugabilidad y precisión que concede al jugador la pantalla táctil, entre otras, de nuevo abre caminos inexplorados, dando la sensación de novedad, aunque el cartucho en sí mismo no lo sea.

Es sólo un ejemplo extraordinario de que algo se mueve en unas plataformas que no parecen llamadas a sustituir a nadie, sino a ofrecer alternativas.

Por supuesto, vamos a presenciar muchos intentos que se quedarán a medio camino; pero mientras tanto, la experimentación y, muy significativamente, las buenas ideas, van a ser recibidas como merecen.

Ya es más de lo que se puede decir de otros sistemas…

CLÁSICOS PARA DESCARGAR

Como no podía ser de otro modo, los clásicos no tardaron en llegar a las nuevas consolas de Nintendo, entre otras plataformas.

La potencia de dichas máquinas permite emular o rehacer perfectamente los juegos más dispares, que se muestran en forma de remakes o directamente emulados.

Alta tecnología, incluso en HD, y píxeles como puños.

Si encontráis una forma mejor de pasar el invierno que se aproxima nos avisáis, pero ya os adelantamos que no existe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.