LAND OF ILLUSION STARRING MICKEY MOUSE

En una fría y oscura noche, el ratón Mickey se disponía a leer un libro que por alguna razón reclamaba poderosamente su atención.

Amparado por la tenue luz de las velas, su relato le condujo hacia una vieja historia, largo tiempo olvidada; una ancestral narración que se refería a un majestuoso castillo ubicado sobre las nubes.

Y mientras continuaba leyendo, bajo el influjo del calor de la chimenea y la paz que irradiaban las tintineantes estrellas visibles desde el marco de la ventana, se fue sumiendo un un profundo y plácido sueño, hasta que finalmente el peso de sus párpados le venció y el cansancio se apoderó de él.
.
Cuando finalmente recuperó la conciencia, su paradero le resultaba toda una incógnita.

No tardó en averiguar que se hallaba en la villa de la ilusión, una ciudadela extrañamente desolada, pero su temple pudo más que esta nueva situación adversa y su coraje le empujaba a seguir avanzando, en busca de alguna posible pista que le condujera de nuevo hacia su hogar.

En su penoso caminar, con un avance salpicado de ocasionales enemigos, pudo comprobar que la que antaño había sido una hermosa y tranquila villa ahora se veía sumida en un lastimoso estado, y la antigua alegría reinante se había desvanecido en el tiempo, dejando a su paso retales de lo que otrora resultó un bello lugar en el que vivir.

Su tortuoso e imparable avance le condujo a un encuentro casual, o quizá no lo fuera tanto después de todo, en el que la pata Daisy le contó una historia acerca de la eterna lucha entre el bien y el mal, protagonizada para la ocasión por la magia blanca de las hadas y el oscuro poder fantasmal que emergía de un sinuoso bosque, con la aterrada villa como escenario principal de tan terrible confrontación.

La única esperanza de los habitantes del reino de Fantasía residía en un mágico cristal de extrañas propiedades que por alguna razón había desaparecido, por lo que el ratoncito Mickey quedó resuelto a dar con su paradero.

Para cumplir con éxito esta misión, su objetivo pasaba por localizar al único personaje que haría posible el triunfo del bien sobre este desdichado mundo, que no era otra que la princesa de las montañas del norte, que custodiaba un asombroso casitillo situado por encima de las nubes, un relato que le sonaba extrañamente familiar a nuestro valiente e improvisado héroe.

Vuestro cometido pasará por guiar los pasos de este aventurado ratoncito en un mundo donde la magia y la fantasía es la norma habitual, pero tan arriesgado como traicionero, lo que complicará en gran medida vuestro tránsito.

Sed pues bienvenidos al mundo de la ilusión, donde todo es posible, y tan solo el coraje de un minúsculo héroe se erige como la única posibilidad de salvación frente a unos males que podrían amedrentar al más osado y poderoso de los guerreros.

Para llevar a cabo la tarea que os ha sido encomendada os veréis obligados a sortear cuantiosas dificultades, afrontar la amenaza de las peligrosas criaturas que moran en el oscuro bosque, es un decir, y dar buena cuenta de las más arriesgadas plataformas.

Por fortuna no estaréis completamente solos en vuestro periplo, pues algunos amigables compañeros del universo Disney os brindarán ciertos consejos y os proporcionarán la información necesaria que os hará posible alcanzar vuestra codiciada meta, el aparentmente infranqueable castillo que mora por encima de todos los habitantes del lugar.

Salvando estos pequeños detalles, que a nadie sorprenden ya a estas alturas, el desarrollo del juego se torna bastante clásico, pues tendréis que realizar actividades tan cotidianas en el género como saltar sobre los enemigos, lanzarles objetos, piedras para la ocasión, nadar, y en última instancia salvar una serie de obstáculos, todo ello a lo largo de diez interesantes fases que gozan de cierta variedad en su desarrollo.

En cualquier caso, Land of Illusion se antoja demasiado parecido a la primera entrega de Castle of Illusion, aportando escuetas novedades con respecto a esta.

El nuevo título, que pretendía despuntar en el género sirviéndose una vez más de su carismático protagonista, cuyos juegos causaban furor entre los amantes de las plataformas allá por la década de los noventa, adolece de ciertos defectos que le impidieron llegar más alto.

El primer inconveniente radica en su nula originalidad, pues resulta parco en novedades con respecto a la primera entrega, ya que volvía a repetir el desarrollo, protagonista, y finalmente la ambientación, unos elementos lo suficientemente explotados como para no sorprender al respetable.

Sin embargo, esto no quiere decir necesariamente que sea un mal juego, pues sin duda los aficionados al género de las plataformas sabrán agradecer y disfrutar de sus virtudes, que pese a la falta de innovación, consolidaron a este cartucho como un título entretenido y, por encima de todo, muy jugable.

Especialmente recomendado para aquellos que gusten del peculiar universo de Disney, que tan bien se adaptaba a los juegos de plataformas, y por supuesto a los seguidores del ratoncito Mickey.

El resto de usuarios quizá podrían obviarlo y darle otra oportunidad a títulos de novedosa factura cuya aportación al género fuera más notoria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.