LAS MEJORES COIN-OP CON VOLANTE

Fueron las auténticas protagonistas en los salones recreativos y generaban una fascinación especial por sus espectaculares muebles y la temática.

DRIVE-MOBILE (Mutoscope, 1.941)

Sí amigos, se trata de la primera recreativa de conducción de la historia.

No tenía pantalla, pero lo suplía con un colorista mapa de Estados Unidos y una carretera dibujada sobre un rodillo por el que controlábamos un coche a escala.

WHEELS II (Midway, 1.975)

La versión norteamericana del fundacional Speed Race – 1.974 – de Tomohiro Nishikado – creador de Space Invaders – recibió el nombre de Wheels.

Aquí tenéis el mueble para dos jugadores del arcade de conducción que introdujo el scroll en los videojuegos.

ROAD RACE (SEGA, 1.976)

El talento de SEGA fue puesto en buen uso con esta coin-op de conducción que instauró la perspectiva tridimensional en tercera persona.

Road Race recreaba una carretera muy generosa en curvas en la que había que pelear contra el cronómetro y un par de vehículos muy agresivos.

NIGHT DRIVER (Atari, 1.976)

Además del impactante mueble, la recreativa de Atari sorprendió por estrenar la perspectiva en primera persona gracias a un vehículo/pegatina situado en la parte central inferior del monitor.

Contaba con tres circuitos y una sinuosa carretera creada a base de postes.

THE DRIVER (Kasco, 1.979)

Este curioso experimento de Kansai Seiki Seisakusho Co. utilizaba una película de 16 mm. para proyectar Full Motion Video.

El jugador no interactuaba demasiado con lo que sucedía en pantalla, sólo movía el volante o pisaba el acelerador/freno cuando lo requería el juego.

TURBO (SEGA, 1.981)

Un clásico de esta página que vuelve a aparecer.

Esta mítica recreativa de SEGA sentó algunas bases de la perspectiva en tercera persona, el color, y fue el primer arcade de conducción con scaling de vehículos y escenario.

El juego de Steve Hanawa se adelantó a su tiempo.

POLE POSITION (Namco, 1.982)

Este mito sobre ruedas tuvo el honor de ser la primera recreativa de conducción en representar un circuito real, checkpoints y vuelta de clasificación.

Aunque no fue el primero con perspectiva en tercera persona, fue la auténtica referencia gráfica para los juegos de coches posteriores.

TX-1 (Tatsumi-Atari, 1.983)

Esta maravilla desarrollada por Tatsumi fue pionera a la hora de utilizar force feedback en el volante y poder elegir ruta durante la carrera.

Pero lo más impactante era su enorme tamaño y la perspectiva lograda por los tres monitores.

OUTRUN (SEGA, 1.986)

Absoluta referencia dentro de los arcades de conducción por su irrepetible despliegue audiovisual y el sobresaliente uso del scaling.

Tres hurras por Yu Suzuki y Hiroshi KawaguchiBSO -.

ROADBLASTERS (Atari, 1.987)

El mueble para la placa Atari System 1 era tremendamente espectacular y el objetivo del juego, muy claro: completar cincuenta tramos antes de quedarte sin fuel.

Además de conducir utilizabas armamento para fulminar al tráfico enemigo, y si completabas los cincuenta niveles, Atari te regalaba una camiseta…

WINNING RUN (Namco, 1.988)

El gigante japonés abrió la veda de los juegos poligonales de conducción con este sorprendente arcade de Fórmula 1 en primera persona.

Estrenó la placa System 21 de Namco, que era capaz de gestionar complejos entornos vectoriales a 60 fps.

HARD DRIVIN’ (Atari, 1.989)

Fue la segunda coin-op que nos brindó uno de los primeros entornos poligonales para un juego de conducción – el primero fue Winning Run -.

Incluía force feedback y replay para recrear las torpezas del conductor.

Imposible olvidar el loop y el ruido de la llave de contacto.

VIRTUA RACING (SEGA, 1.993)

Yu Suzuki y su pasión por el motor nos trajeron esta espectacular experiencia poligonal gobernada por la recién estrenada placa Model 1.

Virtua Racing permitía elegir entre cuatro cámaras posibles y podía ser disfrutado por hasta ocho jugadores simultáneos, lo que generó piques antológicos en aquellos tres circuitos para el recuerdo.

RIDGE RACER FULL SCALE (Namco, 1.993)

La placa System 22 debutó a nivel mundial con Ridge Racer y alcanzó su máxima grandeza con la versión Full Scale, que utilizaba un Mazda Eunos Roadster real.

DAYTONA USA (SEGA, 1.993)

Pero SEGA no se iba a quedar atrás y presentó su nueva gesta tecnológica con el hardware Model 2.

Daytona USA fue considerado en su momento como el juego de conducción en 3D más detallado, gracias al mapeado de texturas de todos los elementos del escenario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.