LAST BRONX

Last Bronx es sin lugar a dudas uno de los arcades de lucha más importantes de SEGA en la década de los noventa, después del aclamado Virtua Fighter 2, para la célebre Model 2, aunque posiblemente también sea uno de los menos conocidos.

Y es que a mediados del año 1.996 no fueron muchos los salones recreativos que acogieron de buena gana una coinop de lucha en 3D que rebosaba sobrada calidad, esa misma calidad que SEGA tan bien sabe imprimirle a sus creaciones.

Los motivos hay que buscarlos en los populares Tekken 2 y el por aquel entonces novedoso King of Fighters ’96, que eran los reyes indiscutibles de este tipo de salones y no dejaban que ningún otro candidato se acercase siquiera mínimamente a su trono.

Por fortuna, todos aquellos que no llegaron a disfrutar de Last Bronx en recreativa si pudieron hacerlo plácidamente desde sus respectivos hogares gracias a la increíble conversión realizada por la incombustible SEGA, siendo considerada una de las mejores adaptaciones de coin-op a consola; mención especial para la textura del suelo, que parece sacada de la mismísima Nintendo 64.

No en vano, en el grupo de conversiones magistrales pertenecientes a la compañía nipona el título que nos ocupa merece un lugar honorífico, cuya calidad es tan sólo comparable a la sorprendente versión para Saturn de Virtua Fighter 2, juego que demostró con holgura las capacidades que atesoraba la máquina.

En Last Bronx, a diferencia de la gran mayoría de programas de lucha en 3D, cada luchador cuenta con un estilo muy propio potenciado por armas de lo más variopinto, entre las que se encuentran palos, un bo, nunchakus, tonfas, y un largo etcétera.

Con respecto a la jugabilidad del título, resulta ser un híbrido entre Virtua Fighter 2 – donde predomina la técnica y la estrategia – y Fighting Vipers – algo más intuitivo y con un marcado protagonismo para el uso de los combos aéreos -.

Ocho luchadores, siendo tres de ellos féminas, más un poderoso jefe final que responde al nombre de Redeye se jugarán el físico en diversos escenarios basados en el Tokio actual, tales como una estación de metro o una concurrida calle del núcleo urbano.

Para concluir, una buena cantidad de opciones le aseguran al juego una duración más que aceptable: Arcade, Versus, el consabido Saturn Mode – que a grandes rasgos es idéntico al arcade, con la salvedad de los finales independientes para cada personaje -, Watch – donde es posible elegir dos contrincantes y limitarse a observar sus movimientos mientras se enfrentan por su propia cuenta en singular combate – y por último el Movie Mode, en el que estarán disponibles para deleite de los usuarios todas y cada una de las secuencias de vídeo, incluida la magnífica intro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.