LAYLA

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro Pixel Art

Entre la poesía visual y la melancolía narrativa.

Esta exuberante producción, dirigida bajo la batuta de Hiroshi Ono y Seiichi Matsuno, moldea el universo de Dirty Pair a imagen y semejanza de otros clásicos populares.

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 1

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 2

Quienes hayan leído el pupular manga, sin embargo, criticarán al juego por no saber reflejar su complejidad, y algunos se concentrarán en la polémica ausencia de Kei y Yuri como protagonistas.

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 3

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 4

Su paso por Famicom ha dado mucho de sí, con detractores que han afeado las reminiscencias a varios éxitos consagrados, como esa atmósfera típica de Metroid, y los que se han quedado encandilados con la fastuosa representación del anime en un descomunal entorno futurista, que poco tiene que envidiar al sempiterno Megaman.

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 5

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 6

Entre tanta belleza, la historia de Layla deja un poso amargo.

Una joven integrante de CAT – un grupo de fuerzas especiales, para más señas -, con apenas diecisiete años, se convierte en la segunda heroína de NES – tras el añorado Valkyrie no Bōken: Toki no Kagi Densetsu; algo así como The Adventure of Valkyrie: The Legend of the Time Key -, conformando así una aventura más que correcta en la que no falta un dúo de amor imposible.

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 7

Layla Dirty Pair Famicom Xtreme Retro 8

Yasuhito Saitō se encarga de dar el toque perfecto con una banda sonora sobria a la altura del apartado visual, alumbrando un producto exquisito para los amantes del anime en los 8 bits de Nintendo, merced a una interesante adaptación que, siguiendo con la tradición, también nos perdimos por estos lares.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.