LEGALIDAD O MUERTE

Las compañías que producían juegos para los recreativos se toparon con el problema del copiado de sus placas, por lo que idearon varios sistemas para evitarlo.

Uno de los más eficaces era conocido como la “batería suicida”: aunque había variaciones del mismo, la idea fundamental era que una pila mantuviera la energía de una RAM que contenía la clave de encriptación de los chips de la placa, por lo que esta desaparecería al intentar manipular la pila o la RAM y el juego quedaba bloqueado.

Muchas compañías usaron este método y Capcom fue una de las más prolíficas en hacerlo – casi la mitad de los juegos de CPS lo empleaban -, sobre todo tras la salvaje piratería que sufrió Street Fighter II, el arcade más copiado de la historia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.