LEMMINGS 3D

Lemmings es sin duda un viejo conocido para los aficionados a los videojuegos.

Su paso por los 32 bits se saldó con unas adaptaciones prácticamente idénticas, tanto en Saturn como PlayStation y, como no podía ser de otra forma, también en PC.

A grandes rasgos, se había respetado la esencia del sistema de juego, un hecho digno de mención si tenemos presente que para la ocasión estos simpáticos roedores se movían por mundos en plenas 3D, frente a las 2D de los títulos que le precedieron en aquellos sistemas de 8 y 16 bits.

De este modo, puede que la ejecución se torne un tanto complicada en las primeras tomas de contacto, pero una vez acostumbrado al nuevo concepto de juego que proponía Psygnosis el usuario llegará a la inequívoca conclusión de que los controles se han dispuesto y planteado de la mejor forma posible.

La parte negativa es que el engine 3D empleado no hace sino ralentizar la interfaz de juego, perjudicando de forma notoria la orientación del jugador, así como la efectividad de sus acciones.

Podría decirse en este sentido que el engine no se ha optimizado de forma adecuada para adaptarse a las necesidades que plantea el título.

Y es que pese al uso de las cámaras predeterminadas de cada nivel, la opción que brinda el programa de elegir el punto de vista que más convenga al usuario no aporta mejoras significativas que contribuyan a subsanar este apartado.

Entre las perspectivas de juego es preciso destacar aquella en primera persona que, si bien tiende a complicar en exceso el desarrollo, al menos contribuye a dotar de cierta espectacularidad al avance a través de las distintas fases que componen el título.

El resto de elementos ya son por todos de sobra conocidos, pues suponen la puesta al día de unos escenarios que ya nos maravillaron hace tantos años, siendo la diferencia plausible entre las respectivas versiones mínima, pues ambas consolas de 32 bits disponían de idénticos niveles, mismas melodías, e incluso similares sprites y texturas.

Por fortuna también el apartado jugable resultó un calco, que salvando el pequeño inconveniente del engine empleado, era sin duda el aspecto que más destacaba del conjunto, aunque este último detalle también se verá condicionado por el nivel de simpatía que le profese el jugador a la franquicia.

Sin embargo, es posible que a estas alturas muchos seguidores del medio ya hayan aborrecido en cierta medida este clásico sistema de juego, pero con toda seguridad aquellos que gusten de esbozar estrategias para afrontar con garantías los distintos retos a superar deberían tener en consideración esta opción, el que es un título muy bien resuelto y mejor presentado.

Sobra decir que en el año que vio la luz el compacto, allá por el 1.995, la comunidad de jugadores disponía de un buen número de títulos entre los que elegir de mayor atractivo, pero no es menos cierto que muchos otros programas palidecían en comparación con la calidad que atesora Lemmings 3D en su género.

RESUMIENDO

Graficamente el juego cumple su cometido sin mayores alardes ni pretensiones. Es necesario hacer notar que la versión de Saturn ha sido la peor parada en este aspecto, pues si bien el acabado visual resulta idéntico, el movimiento de los personajes es paupérrimo en la 32 bits de SEGA.

El apartado sonoro por fortuna se ha resuelto con mayores garantías, pues tendréis a vuestra disposición un buen número de melodías y además de aquellas que resultan pegadizas, acompañadas por toda clase de sonidos que os animarán en vuestro caminar.

En cuanto a la jugabilidad se refiere sería notable de no ser por el mejorable engine 3D empleado, un detalle que se ha cebado nuevamente con Saturn, convirtiendo a esta versión en la menos recomendable, pues no tardaréis en daros cuenta de la brusquedad en las animaciones de que adolece el juego.

Un título, en definitiva, recomendado para aquellos seguidores incondicionales de las mascotas de Psygnosis, cuya adquisición queda reservada a los que se cuenten entre sus filas.

El resto quizá debería plantearse buscar otra alternativa que satisfaga más y mejor sus necesidades de juegos de esta índole.

Aunque sin destacar de la media, Lemmings 3D sabe entretener y hacerse querer, gracias en parte al carisma de sus protagonistas, un detalle que resulta de agradecer y no está al alcance de muchos otros títulos que pese a sus virtudes a duras penas consiguen hacerse un hueco en este competitivo mercado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.