LINK, UN VERDADERO HÉROE

Link, en sus múltiples versiones, es poco menos que un mito en la historia de los videojuegos.

Un personaje no excesivamente alto, pero con la estatura suficiente para hacer oír su voz en defensa de todas las criaturas de Hyrule.

Cierto poeta dijo en una ocasión que la vida escomo si un rey enviara a alguien para cumplir con determinada tarea.

La persona va y hace un centenar de cosas, pero, si no cumple con aquello que le fue encomendado, es como si no hubiera realizado prácticamente nada.

Link, en cambio, nunca ha precisado de grandes explicaciones para entender su cometido.

Con rostro sereno mira el camino que se abre ante él y entiende que su caminar va a ser difícil, pero aún así no intenta minimizar esas dificultades; más bien al contrario, las afronta por aquellos que erraron su trayecto, haciendo que este sea más accesible.

Así pues, el joven héroe siempre se ha caracterizado por mitigar la soledad de aquellos que estan solos, y por alimentar a los que tenían hambre y sed de justicia, haciendo al opresor sentirse tan mal como el oprimido.

Es, en definitiva, un muchacho que personifica los versos de otro poeta persa, Hafez, cuando dice: ni siquiera siete mil años de alegría pueden justificar siete días de represión.

Y para que su ejemplo se multiplique, confío en que tenga muchos días difíciles por delante, y muchas aventuras por afrontar, hasta que felizmente pueda completar su labor.

Así, las próximas generaciones de Hyrule tan sólo conocerán el significado de la injusticia y el horror en los relatos de antaño, y jamás en sus semejantes.

Que su caminar sea lento, porque equivale al ritmo del cambio; y el cambio verdadero siempre tarda mucho tiempo en suceder.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.