LOONEY TUNES: ACME ANIMATION FACTORY

Acme Animation Factory SNES Xtreme Retro 1

Ante la inminente aparición de Saturn y PlayStation, no faltaban las controversias entre los jóvenes miembros de esta redacción para dirimir qué aportaba más al futuro de los videojuegos: la originalidad o la potencia del hardware.

Una discusión tan eterna como aquella entre los partidarios de la herencia genética y los que abogan por la influencia del entorno como explicación absoluta de la personalidad humana.

Acme Animation Factory SNES Xtreme Retro 3

Y como en esta última, la primera también será un compendio de las dos: si en un título se combina la originalidad con una máquina potente, se obtendrán maravillas.

Pero cuando Acme Animation Factory llegó a nuestras manos, quedó claro que no caería en el saco de cartuchos que explotaban las capacidades de Super Nintendo.

Acme Animation Factory SNES Xtreme Retro 2

Incluso su originalidad resultaba demasiado arriesgada para muchos.

Sin embargo, tentaba la curiosidad de los adictos a Mario Paint; y ahí reside, precisamente, gran parte de su encanto, porque como juego es difícil de encasillar.

Acme Animation Factory SNES Xtreme Retro 4

Más bien habría que catalogarlo dentro de otra categoría que pretende aunar elementos educativos con el diseño artístico, en la que afortunadamente no está solo.

Si bien, su naturaleza como método de aprendizaje se puede cuestionar con relativa facilidad.

Acme Animation Factory SNES Xtreme Retro 6

Y es que, pese a los reiterados esfuerzos por dotar al programa con la agilidad de un juego, al final te econtrarás ante una serie de herramientas engalanadas, eso sí, por el sobrado carisma de los Looney Tunes.

Acme Animation Factory SNES Xtreme Retro 5

Aunque difícilmente despertarán el interés por jugar, una vez saciada vuestra curiosidad.

No obstante, bien merece la pena explorar sus limitadas capacidades, a falta de otros programas más complejos y asequibles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.