LOS AFICIONADOS AL GÉNERO DE LA ESTRATEGIA

Existe un fulgor indescriptible en su mirada cuando acuden a su cita, o se enfrentan a su juego favorito.
En ocasiones se dejan ver de forma furtiva, como miembros extraídos de una extraña cofradía clandestina, dispuestos a revolucionar, si es preciso, la historia, y dictar un nuevo rumbo para los acontecimientos pasados, o aquellos que todavía están por llegar.
Algunos de sus componentes no destacan, a priori, por nada en especial.
Bien podrían pasar por individuos solitarios, casi tímidos.
Pero, como suele ocurrir en estos casos, las apariencias engañan.
Y es que bajo un aspecto taciturno se oculta un corazón de león, capaz de decidir en un instante sobre la vida y la muerte.
Están versados en el heroísmo, el coraje, y en el arte de encajar los duros reveses del destino y la guerra, probablemente con más talento que tantísimos otros militares que presumen de sus galones, con un marcado gesto de orgullo que reside en la sonrisa de todo viejo veterano.
No obstante, los aficionados a los denominados JUEGOS DE ESTRATEGIA, ya sean virtuales o de mesa, poco tienen en común con el militarismo o las ideologías.
Se limitan a reproducir sobre diferentes tableros situaciones y estrategias, basándose en complejos reglamentos, para salir airosos de una serie de acontecimientos – en ocasiones históricos – de un realismo cuanto menos asombroso, que puede alargar la partida durante días.
Con una naturalidad digna de mención intercambian informaciones y experiencias, sin apenas mediar palabra.
Por descontado, existen numerosas especialidades, entre los que se distinguen aquellos artistas tácticos a nivel de pelotón, capaces de batirse en duelo con los más encarnizados y poderosos enemigos.
A algunos de estos últimos les complace reunirse en pequeños grupos, otorgando el mando de cada bando a un miembro distinto, o bien un cuerpo de ejército, o una sencilla unidad de infantería.
Las opciones pueden ser múltiples y variadas.
Otros en cambio prefieren afrontar el juego en solitario.
Poco importa la forma.
Respecto al sexo, abunda el masculino, aunque tampoco faltan aquellas mujeres dóciles y apacibles que, ante el tablero, sacan a relucir sus tácticas más despiadadas.
Resulta curioso comprobar como se van transformando durante el transcurso de la batalla, quizá para compensar otra vida monótona, como la de todos nosotros.
Y de pronto, como quien no quiere la cosa, les aflora toda aquella seguridad y pasión; todas las cualidades buenas o detestables reprimidas en el día a día.
A saber: rapidez, crueldad, buen juicio, iniciativa, sacrificio, …
Es entonces cuando comprendes que cada persona, incluso las de apariencia más fragil, albergan todo un mundo en su interior.
A título personal, también he tenido la dicha de comprender ese placer tan extraño, pero tan fascinante, que supone hacerle trampas a la historia.
Y de regresar al trabajo un lunes por la mañana y dedicarle al jefe de turno una sonrisa enigmática que él nunca entenderá, desconocedor del momento de gloria infinita que experimentaste hace escasas horas, frente a uno de los batallones más importantes que jamás ha concebido la mente humana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.