LOS ANCESTROS DE LOS VIDEOJUEGOS

tumblr_mj95zssEPw1qz9cdmo1_500

A la ya enrevesada cuestión de cuándo se remontan los orígenes de los juegos clásicos, desde Xtreme Retro queremos sumar una pregunta, si cabe, más peliaguda.

¿Existe retro dentro del término retro?.

Dicho de otro modo: cuando jugábamos tan alegremente con nuestros añorados sistemas de 8 y 16 bits, ¿éramos conscientes de los innumerables títulos que habían arrasado en ventas o fracasado estrepitosamente con anterioridad?.

Recuerdo con cierta lucidez el momento en el que me percaté de que determinadas producciones del pasado merecían un trato especial, pues era preciso observarlas con criterios alternativos a los que empleaba en aquel entonces para valorar aquellos que consideraba actuales, y en estos tiempos poquísima gente recuerda.

Fue durante la última y consagrada etapa de los 8 bits, cuando aquella desmesurada Micromania enfatizó ciertos reportajes sobre distintos géneros en relativo desuso, tales como los concurridos “machacaladrillos“, los clásicos imperecederos de Ultimate, añejas aventuras, y un larguísimo etcétera.

tumblr_mjywcfC7yu1rl2bqno1_500

Aquellos textos me permitieron profundizar en la historia, y percatarme de que existía un remoto pasado incluso para un medio al que considerábamos – justamente debo añadir – recién estrenado.

Y es que antes de Xevius siempre hubo un Space Invaders.

Al legendario Soul Calibur lo precede un no menos vitoreado Karate Champ, y al imperecedero Tetris lo aventaja el mítico Qix.

Para que nos entendamos, nuestro glorioso pasado es el resultado directo de sus venerables ancestros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.