LOS AVANCES DE SUPER NINTENDO

Si SEGA se servía del mítico Blast Processing para su consola de 16 bits, Mega Drive, Nintendo hizo lo propio con el Modo 7, un sistema de procesamiento gráfico que manipulaba texturas, de modo que podían ser escaladas y rotadas, consiguiendo un efecto de profundidad sobre superficies en 2D con un mínimo soporte para elementos en 3D.

Para los amantes de la curiosidades he aquí otro dato de interés, pues Super Nintendo, la consola donde se hizo servir este tratamiento de las texturas, disponía de un total de ocho modos gráficos que iban desde el 0 al 7, de modo que la última numeración disponía de tan solo una capa que podía ser escalada y rotada.

Esto conseguía crear un efecto visual ciertamente impresionante, dando la sensación de que las diferentes escenas continuaban en la distancia; aunque al ser posible tan solo aplicarlo a los fondos, este interesante efecto no podía ser usado sobre los objetos dentro del plano horizontal de los sprites.

Este modo que en cierta medida fue predecesor de las 3D, conseguía, además de mejorar sustancialmente el apartado visual, enriquecer de forma notable la experiencia que ofrecían los distintos juegos que recurrían a su uso, tan espectaculares como divertidos.

Con toda probabilidad los géneros que mejor supieron sacarle partido a este trato de las texturas fueron los Action RPG, especialmente en el mapa general de sus respectivos juegos, así como en los de velocidad; si bien se llegó a aplicar en los más variados títulos, ya fueran deportivos, de plataformas, e incluso en algunos beatem up.
.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.