LOS DELIRIOS BÍBLICOS DE WISDOM TREE

Bible Adventures Pixel Art Game Boy GB NES Super Nintendo SNES Mega Drive MD Sega Genesis Xtreme Retro

Religión y videojuegos son dos conceptos que jamás deberían ir unidos: o bien se provoca la polémica, o se paren engendros tan desgraciados como estos, que invitan a abrazar el satanismo.

Dicho lo cual, hete aquí los regalos de navidad perfectos para Rod y Tod Flanders: unos cartuchos de temática cristiana, nada menos.

Bible Adventures Baby Moses Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro

Lejos de ser una idea pía, el fenómeno parte de unos chorizos llamados Color Dreams, que se dedicaban a producir bodrios sin licencia para Nintendo.

Así que cuando la cosa se puso fea y los abogados amenazaron con romper piernas, apostaron por el mercado religioso – a ver quién se atreve con la clientela de Dios – para lanzar conversiones de sus patatas anteriores y nuevas alhajas vagamente inspiradas en la Bíblia.

Bible Adventures David and Goliath Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro

El catálogo, que arrancó en NES y acabó emponzoñando a Game Boy, Super Nintendo o Mega Drive, incluye perlas como Bible Adventures – que permite encarnar a Noé, a David o salvar al pequeño Moises -, Exodus – guiando a un canoso Moises en un Boulder Dash bastardo – o King of Kings – serás un Rey Mago o la mula que portaba a San José, la Virgen y el niño -.

Y entre fases, test de conocimientos bíblicos.

Bible Adventures Noahs Ark Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro

Una vez más, Satanás se quedó con las mejores licencias.

Así nos va.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.