LOS INICIOS DE METAL SLUG

A finales de los años ochenta el género conocido como “run ‘n gun” ya disponía de auténticas obras maestras de la programación, verdaderos baluartes que sirvieron de pilar para impulsar toda una serie de títulos que hicieron las delicias de los usuarios, ya fuera en los salones arcade o bien en sus respectivas consolas domésticas.

Títulos como Contra o el mismísimo Turrican ya han pasado a la historia del ocio electrónico, dejando bien claras sus intenciones y aportando al género una manera de hacer y una personalidad intrínseca donde fracasarían siempre todos sus imitadores, que les valió el éxito de crítica y público, convirtiéndose por méritos propios en unos clásicos atemporales, de un valor incunable en el género que nos ocupa.

Por aquel entonces surgió una empresa de probado prestigio y merecida reputación, Irem, que siguiendo las pautas establecidas por algunos de los máximos referentes del género, deleito a una buena base de usuarios con títulos del calibre de Gunforce, en el año 1.991, y su continuación, que tuvo lugar tres años más tarde, bautizada para la ocasión como Gunforce II o bien Geo Storm, que mejoraba sustancialmente el notable acabado gráfico del que ya disponía la primera entrega.

Sin embargo, a pesar de los éxitos cosechados en el terreno del ocio electrónico, los cambios ocasionados por la dirección de la compañía se tornaron drásticos, pues abandonaron el desarrollo de todo tipo de juegos, lo que ocasionó que parte del equipo inicial viendo la mala acogida que estaba teniendo este nuevo movimiento, decidiera separarse para fundar la suya propia, de nombre Nazca Corporation.

Siguiendo la línea de los anteriores programas comercializados y formando un estrecho vínculo con otra empresa puntera del sector, SNK, dieron forma a uno de los mayores referentes del género de los “run ‘n gun“, un título que a día de hoy sigue cosechando toda clase de halagos, tal es la maestría con la que fue programado y el merecido prestigio que atesora.

No en vano, después de tantos años, este juego sigue resultando una delicia a nivel visual, pues sus sobresalientes animaciones, su majestuoso colorido, y sus detallados gráficos así lo justifican; y todo ello engalanado con una jugabilidad de las que crean escuela y dejan impreso su paso por la historia.

Por citar tan solo algunos de sus logros, el escenario proporcionaba una conseguida sensación de animación y llegaba a transmitir la impresión de que todo el entorno, integrado de la forma más perfecta y preciosista posible, no estaba carente de vida, aplicando una resolución digna de mención para los años que nos ocupan.

A este hecho contribuían con frecuencia los propios soldados enemigos, dotados de una cantidad de detalles tal que era posible ver cómo cenaban e incluso ser testigos de sus insulsas conversaciones, siempre que no advirtieran nuestra presencia.

Para poner la guinda a un apartado técnico magistral se incluyeron un repertorio de melodías que rozaban la excelencia, con unas comparsas que recordaban en gran medida a las marchas militares que se adaptaban de la forma más perfecta posible a la acción.

Con motivo de la sobresaliente puesta en escena y un acertado apartado jugable, que combinaba con maestría una jugabilidad soberbia con una curva de aprendizaje magistral – que en los últimos niveles bien podría calificarse como infernal -, el éxito del programa no se hizo esperar, causando expectación en todo aquel que tenía la oportunidad de deleitarse jugando.

Pues hasta era posible subirse en distintos vehículos, tanques a grandes rasgos, que contribuían a dotar a la aventura de una personalidad propia, haciendo gala de una frescura y originalidad pocas veces vista; si bien estos mismos elementos ya pudieron ser disfrutados en aquel largamente recordado Gunforce 2.

Y de esta forma dio comienzo una de las sagas más prestigiosas de ocio electrónico que sigue teniendo plena representación en el panorama actual, pues cuenta con millones de adeptos en todo el mundo, lo que da una buena muestra de la calidad que atesora el producto y la diversión que es capaz de ofrecer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.