LOS JUEGOS DE MARVEL EN PLAYSTATION (PARTE 1)

Las películas han convertido a los héroes de Marvel en un fenómeno de masas, pero hace 20 años las cosas eran distintas.

Repasemos todo lo que ha aportado la Casa de las Ideas al catálogo de PlayStation.

La relación de la editorial Marvel con los videojuegos se remonta nada menos que a 1.982, cuando Parker Brothers convirtió a nuestro amigo y vecino Spider-Man en el protagonista de un cartucho de Atari 2600.

A lo largo de estos 35 años hemos visto de todo, desde recreativas hasta aventuras conversacionales, obras monumentales que reproducían con mimo el legado de la compañía y subproductos que explotaban la licencia correspondiente con el mínimo esfuerzo.

Hablamos de alrededor de 150 juegos – incluso el Pato Howard tuvo el suyo -, pero vamos a centrarnos en el catálogo Marvel para las consolas de PlayStation, compuesto hasta el momento por 57 títulos – hemos dejado fuera creaciones ajenas al lore superheróico como los Men in Black -.

Dicho catálogo refleja bien los vaivenes por los que ha pasado la editorial a lo largo de las últimas décadas, ahora propiedad del Imperio Disney.

En los lejanos tiempos en los que Marvel confiaba su destino a los críos pecosos que acudían al quiosco en busca de sus cómics favoritos, la compra de un videojuego de Spidey, Hulk o los X-Men se convertía en un salto de fe en el que la mayoría de las veces el comprador salía malparado.

Marvel se aseguraba de que los licenciatarios no se tomaran libertades creativas con sus personajes, pero ahí acababa la responsabilidad de la editorial.

Sería el talento de cada desarrolladora la que marcaría el éxito o el fracaso del juego.

Acclaim será la primera en abrir fuego en 1.996 con Iron Man and X-O Manowar in Heavy Metal, un Run and Gun de mediocre factura, con gráficos prerenderizados – tan en boga por aquella época -.

Eidos tomaría el testigo ese mismo año con The Incredible Hulk: The Phanteon Saga, de una pochez extrema.

Curiosamente, no serían los americanos, sino la japonesa Capcom la primera en poner en pie a los fans de la Casa de las Ideas con sus estupendas conversiones a PlayStation de sus recreativas Marvel Super Heroes, X-Men Vs Street Fighter o Marvel Super Heroes Vs Street Fighter.

Con el arranque del nuevo siglo, Activision adquirió la licencia Marvel para brindar una notable cosecha de títulos.

Pocos se acuerdan hoy de Blade o las dos entregas de X-Men: Mutant Academy, pero seguimos teniendo en un altar el Spider-Man de Neversoft, creado a partir del motor gráfico de Tony Hawk’s Pro Skater.

A este le seguiría una secuela, a manos de Vicarious Visions, en 2.001 y, a partir del año siguiente, las adaptaciones oficiales de las películas del trepamuros, realizadas por Treyarch.

Merecen una mención aparte las dos entregas de Marvel: Ultimate Alliance, una pareja de Action RPG que eran una auténtica enciclopedia jugable de personajes Marvel, obra del buen hacer de Raven Software.

Los de Wisconsin ya habían fusionado rol y spandex años atrás, con el notable X-Men Legends y su secuela.

Raven fue incluso capaz de facturar un gran juego, X-Men Origins: Wolverine, a partir de una película mediocre.

Tampoco podemos olvidar el mejor juego de La Masa jamás realizado, The Incredible Hulk: Ultimate Destruction, obra de la tristemente desaparecida Radical para Sierra/Vivendi, o la valentía de THQ al plasmar todo el sadismo y la brutalidad de El CastigadorThe Punisher, 2.005 -, aunque las presiones a las que se vieron sometidos por el ESRB – el PEGI yanqui – les obligaran a apartar la cámara del juego en las ejecuciones más violentas.

El película de Iron Man, en 2.008, cambiaría para siempre el destino de Marvel, convirtiendo a sus personajes en auténticos revientataquillas, un éxito que SEGA intentaría trasladar al negocio del videojuego, con escasa fortuna.

Ni las dos entregas de Iron Man, ni The Incredible Hulk o Thor: Dios del Trueno lograrían emular el impacto y la calidad de las películas.

Sólo Capitán América: Supersoldado se salvaría de la quema, al menos en lo referente a la calidad, porque tampoco fue un éxito de ventas.

Activision sí lograría sacar partido a Spider-Man con una serie de títulos – Web of Shadows, Shattered Dimensions, Edge of Time – que explotaban con gracia las distintas encarnaciones del trepamuros – desde Ultimate a Spider-Man 2.099 -.

También produjo dos adaptaciones sobre el nuevo reboot fílmico de Spidey, tan olvidables como las películas.

Capcom recuperaría a los personajes de Marvel para la lucha con MvC 3: Fate of Two Worlds y una actualización llamada Ultimate Marvel Vs Capcom 3, en tanto que Disney no dudó en aprovechar su nueva adquisición obligándonos a comprar muñecos para Disney Infinity: Marvel Super Heroes.

Lego también se lanzó a comercializar sets de construcción basados en el universo Marvel, que han dado pie – de momento – a dos juegos: Lego Marvel Super Heroes y Lego Marvel Vengadores.

Lejos de mostrar signos de agotamiento, la licencia Marvel tiene ante sí un futuro prometedor.

De momento, ya está confirmado para este 2.017 el lanzamiento de la primera de las aventuras gráficas firmadas por Telltale Games.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.